Viceministro pide a España que valoren “con objetividad” los expedientes de asilo de los venezolanos

Venezolanos en España

El viceministro de Exteriores de Venezuela para Europa, Yván Gil, tiene previsto mantener encuentros “de seguimiento” con representantes del Gobierno de Pedro Sánchez, en concreto con miembros del Ministerio de Asuntos Exteriores, para abordar cuestiones de actualidad y el estado de las relaciones bilaterales.

El viceministro ha aprovechado para pedir a las autoridades españolas que valoren “con objetividad” los expedientes de asilo presentados por venezolanos, ya que “en Venezuela no hay perseguidos políticos”. “Un refugiado es alguien que huye de una situación de guerra o de hambruna”, ha apuntado, para acto seguido preguntase “dónde están” y “quiénes son” los venezolanos que necesitan viajar a España en busca de protección.

Gil ha admitido que “la migración es un derecho”, pero ha denunciado una “gran estafa” en torno a las cifras, ya que considera que muchos de los venezolanos que estarían llegando a España tienen en realidad nacionalidad española. También ha puesto en duda las últimas cifras de la ONU que hablan de más de 3 millones de refugiados venezolanos en todo el mundo.

A su juicio, agencias como el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) incurren en la “politización” de las migraciones, utilizándolas “de manera irresponsable” para, en última instancia, “crear alarma y facilitar una intervención extranjera en Venezuela”.

El chavismo reclama las listas oficiales en las que se basarían los informes de ACNUR y que tenga en cuenta también en sus análisis los “problemas graves” que han generado para la economía venezolana las sanciones internacionales y los efectos políticos de “amenazas públicas” a la intervención militar como las pronunciadas por el presidente de Estados Unidos.

Caracas ha promovido un Plan de Vuelta a la Patria para atender a los migrantes que hayan sido “víctimas de engaño” y se hayan encontrado con “una realidad completamente distinta” a la que esperaban. Según Gil, más de 9.000 personas ya se han beneficiado de esta iniciativa, que consiste en fletar aviones a países vecinos.

LORENT SALEH

Gil también ha aclarado que las fronteras venezolanas están abiertas para Lorent Saleh, que llegó a mediados de octubre a Madrid tras beneficiarse de una excarcelación en Caracas. El Gobierno mantiene que este dirigente opositor es un “terrorista” y que planeó ataques en discotecas, pero admite que en su caso cabía una “medida humanitaria”.

El responsable para Europa del Ejecutivo de Maduro ha explicado ante los periodistas que Saleh “presentaba problemas psiquiátricos severos” y que tanto él como su madre solicitaron que fuese trasladado a España, una posibilidad que el Gobierno español “facilitó” tras recibir “toda la investigación” relativa al caso.