Este pelotero cubano rompió un contrato de $320,000 en EEUU para volver a Cuba, vea la razón

Roberto Hernández Navarro puede decir que nadó en dirección contraria a la corriente. Con decenas de peloteros cubanos llegando a Estados Unidos con el afán de entrar a las Grandes Ligas, este joven de 17 años rompió un contrato de $320,000 con los Indios de Cleveland para regresar a la isla.

El éxito de Hernández en el béisbol comenzó cuando integró como lanzador el equipo Cuba en la división juvenil de los Juegos Panamericanos. Tenía 15 años en ese momento e hizo parte del éxito del equipo Cuba que ganó la serie frente a Estados Unidos.

Tras la victoria, Hernández y su padre decidieron viajar a República Dominicana con el fin de que el joven entrenase para entrar en las Grandes Ligas. En una reciente entrevista concedida a un diario local, el joven pelotero contó que estuvo un año y tres meses entrenando en Bonao, un municipio ubicado en el centro de Dominicana.

“Ahí me vieron los scouts, me daban seguimiento, me hicieron varias pruebas de velocidad, me tomaron videos, y me hicieron entrevistas, vieron mis condiciones y resultados y me firmaron con los Indios de Cleveland. El contrato fue de $320,000 y las perspectivas eran desarrollarme para llevarme a las Grandes Ligas en el menor tiempo posible”, explicó Hernández al medio local.

“No es secreto que el béisbol norteamericano es el mejor pagado del mundo y que con mis condiciones podía tener un buen contrato, pero para mí lo más importante es mi familia, estar en mi casa, por eso decidí regresar a mi país y no alejarme más de él”, dijo el joven a la prensa cubana.