¡Felonía! Este hombre invitaba mujeres a lujosos restaurantes y lo que les hacía después te dejará atónito

Paul Guadalupe Gonzales, un encantador “galan” de 45 años de edad, que buscaba parejas mediante un sitio de citas online llamado Plenty of Fish, en Estados Unidos, fue detenido por las autoridades luego de que se diera a conocer que el hombre estafaba a sus citas luego de invitarlas a comer a lujosos restaurantes.

Con siete cargos de extorsión, dos cargos de intento de extorsión y un cargo de hurto mayor, este astuto caballero, solía captar a sus citas por internet para luego invitarlas a comer, sin embargo, casi al finalizar la velada, Gonzales se levantaba de su puesto con alguna excusa audaz y desaparecía del lugar.

En 2016, Marjorie Moon tenía una cita con Paul en un elegantes restaurante en Los Ángeles tras haber hablado en varias oportunidades por internet y por WhatsApp, sin pensar cual sería el desenlace final de la cita romántica.

Gonzales era un tipo encantador según relató Moon. Ambos se conocieron mediante la aplicación y comenzaron a hablar e intercambiar fotos de sus hijos. En la primera cita, ambos empezaron conversar de su gusto por la buena cocina, cosa que ella no tardo en corroborar cuando él comenzó a pedir diferentes platos.

Gonzales pidió dos entrantes, un plato de pollo y cuatro colas de langosta, además de un vino caro y un suflé de postre. Poco antes de terminar la cena, Moon cuenta como él dijo que tenia que ir a hacer una llamada telefónica sin dar detalles. Minutos después la joven explica que empezó a pensar que la llamada tardaba demasiado, por lo que le preguntó a un camarero si había visto a su cita.

El empleado del restaurante le contestó y le dijo que sí, que lo había visto pero que ya se había ido. “No podía creerlo”, confesó Moon a The Washington Post. “Entregué mi tarjeta de crédito y solo pensaba en irme a casa. Después de pagar USD 250, ya había salido por la puerta”, explicó la mujer.

Moon solo fue una de al menos ocho mujeres que terminaron pagando los extravagantes gustos culinarios de Gonzales.

Posteriormente, la Oficina del Fiscal del Distrito de Los Ángeles anunció que el hombre fue arrestado por 10 cargos de felonía en relación a sus presuntas malas acciones entre mayo de 2016 y abril de 2018.

Gonzales se declaró inocente de siete cargos de extorsión, dos cargos de intento de extorsión y un cargo de hurto mayor con una cifra que ascendía a más de USD 950. Ahora, él se enfrenta a una pena máxima de 13 años de prisión, según indicó la oficina del fiscal del distrito.

En todos los casos, Gonzales siempre utilizaba el mismo patrón: una comida espléndida, seguida de una excusa para abandonar la mesa y, finalmente, desaparecería. A veces, su tía estaba enferma. En otras ocasiones, él se había dejado el cargador del celular en el auto y tenía que ir a buscarlo. O sencillamente decía que tenía que ir al baño antes de desaparecer.

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram! ¡CLICK AQUÍ!