Venezuela rechaza sanciones “coercitivas y unilaterales” de Canadá (+COMUNICADO OFICIAL)

Ninguna agresión pro imperialista, sin importar su origen, desviará al Pueblo de Bolívar del camino de la paz, la soberanía y la defensa de la sagrada independencia nacional opina el comunicado

El canciller de la República de Venezuela, Jorge Arreaza, a través de un comunicado, publicado en su cuenta de Twitter, rechazó las “medidas coercitivas unilaterales”, tomadas por parte del Gobierno canadiense en contra de 14 funcionarios venezolanos.

Canadá anunció este miércoles las sanciones contra 14 funcionarios venezolanos entre los que se encuentra la primera dama, Cilia Flores, la primera vicepresidenta de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Tania Diaz, así como la alcaldesa de Caracas, Erika Farías.

La ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, afirmó que “estas sanciones mandan un claro mensaje” que el “comportamiento antidemocrático” del Gobierno Nacional que lidera el Presidente de la República, Nicolás Maduro, “tiene consecuencias”, recoge la agencia EFE.

Entre los funcionarios sancionados por el gobierno de Canadá se encuentran cinco magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), todos pertenecientes a la Sala Electoral del máximo tribunal del país: Christian Tyrone Zerpa, Fanny Márquez Cordero, Malaquías Gil Rodríguez, Indira Maira Alfonzo Izaguirre y Jhannett María Madriz Sotillo.

Asimismo Canadá incluyó en la lista a dos miembros del Consejo Nacional Electoral (CNE): Carlos Enrique Quintero Cuevas (rector suplente), Xavier Moreno Reyes (secretario general).

Carlos Rotondaro Cova, expresidente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), el secretario de la ANC, Fidel Ernesto Vásquez y el constituyente Dario Vivas.

A continuación el comunicado completo:

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, rechaza enérgicamente el nuevo intento por parte del gobierno de Canadá de imponer medidas coercitivas unilaterales en contra de ciudadanos venezolanos, en abierta violación de las más elementales normas del Derecho Internacional Público.

Es a todas luces evidente que la conducta obsesiva del gobierno de Canadá contra Venezuela, responde a la humillante subordinación de su política exterior a la administración racista y supremacista de Donald Trump. Los hechos apuntan a que esta política servil de las autoridades canadienses, es producto del desespero de ese gobierno para evitar perder beneficios y preferencias en los tratados comerciales con Estados Unidos.

Esta conducta proimperialista del gobierno de Canadá, lo ha llevado a tratar de agredir a Venezuela por distintas vías en las últimas semanas, haciendo gala de un evidente y risible complejo de superioridad, en su continuo intento por desconocer la voluntad democrática del Pueblo venezolano.

Ninguna agresión pro imperialista, sin importar su origen, desviará al Pueblo de Bolívar del camino de la paz, la soberanía y la defensa de la sagrada independencia nacional.