Falcón: “El que dice abstenerse, ¿qué le está ofreciendo al país? ¿que EEUU invada Venezuela?”

El opositor Henri Falcón dividió a los adversarios del chavismo al aceptar ser candidato contra el presidente Nicolás Maduro en las elecciones del domingo 20 de mayo, unos comicios no reconocidos por más de una docena de países y calificados de antemano como fraudulentos.

Falcón, antiguo militante chavista y también jefe de campaña del opositor Henrique Capriles en las elecciones de 2013, explicó a un grupo de medios internacionales, entre ellos la agencia dpa, por qué cree que llamar a la abstención es un error incluso si el Gobierno de Maduro es “tramposo” e intenta mantenerse en el poder, en el medio de la grave crisis humanitaria que vive Venezuela.

Éstas son algunas de sus respuestas.

Pregunta: ¿Cuál es su propuesta política?

Respuesta: Yo he participado de las dos estructuras polarizadas políticamente en Venezuela (…) Y ahí está planteada una situación de contradicción y confrontación política aguda en el país. Nosotros lo sostenemos con vehemencia: el camino tiene que ser de concertación. Hay que buscar entendimiento en el país. Es necesaria una negociación política, un acuerdo de unidad nacional.

Pero además decimos: el camino en Venezuela siempre será electoral, democrático, constitucional. Porque así como tenemos un Gobierno autoritario, de corte dictatorial, lamentablemente tenemos unos sectores de la oposición erráticos, que no han interpretado la realidad de la mayoría de este pueblo.

Pregunta: ¿No tiene miedo a un fraude?

Respuesta: Todo Gobierno autoritario es tramposo. Esa es una condición de este Gobierno, este Gobierno es tramposo, de corte dictatorial. A esos Gobiernos no se les piden las mejores condiciones, nunca las van a dar. ¿Las ha dado algún Gobierno de ese signo en el mundo? Ninguno. Ahora, he ahí una de las grandes diferencias con algunos actores de la oposición. Ellos decidieron pedir garantías y condiciones electorales sin participar, y nosotros decidimos luchar por las garantías y condiciones electorales participando. Pero el objetivo estratégico es el mismo: cambiar al Gobierno, cambiar a Nicolás Maduro.

También hay que diferenciar. Cuando hablamos de condiciones electorales, hay que diferenciarlas de las condiciones políticas, las del actual momento del país.

Hoy en Venezuela estamos viviendo un proceso hiperinflacionario que representa una tragedia para todo el país, especialmente para los sectores más vulnerables del país. Hoy, este presidente y su Gobierno tienen un rechazo del 82 por ciento de la población. El 65 por ciento, a pesar del llamado de abstención que hacen (los bloques opositores de) la Mesa de Unidad Democrática (MUD) y que el Frente Amplio, dice: no, nosotros queremos votar, porque queremos cambio.

Pregunta: ¿Qué dice sobre los otros opositores que lo acusan de hacerle el juego a Maduro legitimando la elección?

Respuesta: Ustedes recuerdan las manifestaciones (de 2017). En ese momento había declaraciones (de actores de la oposición) que decían “calle, calle y más calle”. Que estábamos ante una dictadura, que no podamos reconocer esas instituciones… Después ocurrió lo que ocurrió. Hubo muertos, hubo daños, hubo un severo deterioro en la calidad de vida de los venezolanos. Y esos mismos actores salieron llamando a votar. Allí el doble discurso, la incoherencia. Y se trata de que ésta puede ser la última elección democrática del país.

Pregunta: ¿Cree que será una elección democrática?

Respuesta: Sí, porque es una elección prevista en la Constitución. Esa Constitución es de los venezolanos. Porque la otra yo quisiera conocerla (Falcón participó en la elaboración de la actual Carta Magna en 1999. La controvertida Asamblea Nacional Constituyente elegida en 2017 está elaborando actualmente una nueva Constitución).

El que dice abstenerse, ¿qué le está ofreciendo al país? ¿Qué esperamos de la abstención? ¿Qué venga un bloqueo petrolero? ¿Que el Grupo de Lima decida lo que tenemos que hacer los venezolanos? ¿O que una fuerza militar de los Estados Unidos invada Venezuela? ¿O que los militares venezolanos se pronuncien y den un golpe de Estado?

Nosotros estamos convocados al hecho democrático de votar. Que estamos frente a una perversidad de Gobierno, es verdad. Pero a este Gobierno lo derrotamos en condiciones similares en (las elecciones parlamentarias) de 2015.

Pregunta: ¿Tienen los testigos de mesa para cuidar el voto en todo el país?

Respuesta: Los tenemos. Hasta la fecha de hoy al 98 por ciento de lo que ustedes conocen como el padrón electoral. Es verdad que nosotros tenemos que bregar con un adversario como el Gobierno, pero tenemos también adversarios desde dentro que pareciera que juegan al triunfo de Maduro. Aquí quien llama a la abstención llama prácticamente al triunfo de Maduro.

En 2015 hubo una verdadera unidad, hubo una verdadera estrategia de defensa del voto, una sola narrativa, un solo candidato. Eso no es así hoy. Pero las condiciones no son las mismas. No teníamos a tanta gente pasando hambre. No teníamos a un chavismo decepcionado de ese presidente. Las Fuerzas Armadas no son las mismas. El soldado también está pasando hambre.

No teníamos casi tres millones de venezolanos en el exterior como los tenemos ahora. Las condiciones políticas, económicas y sociales no son las mismas. He ahí también una gran oportunidad de éxito en este proceso electoral.

Pregunta: ¿Y qué harán si consideran que hay un fraude?

Respuesta: Vamos a reclamar, vamos a hacer valer la voluntad del pueblo venezolano. Vamos a defender los resultados si los mismos se ven vulnerados ya sea por una acción política o administrativa del Consejo Nacional Electoral o del partido de Gobierno.

Pregunta: Como parte de esa política de concertación que propone, ¿impulsaría una amnistía para el chavismo en caso de llegar a ser presidente?

Respuesta: No hay ningún país del mundo que pueda resolver una situación de deterioro económico como la que vive Venezuela en el marco de una guerra o de una confrontación.

Nosotros hemos dicho que no puede haber presos políticos en Venezuela. Pero igualito decimos que no puede haber persecución, retaliación, acorralamiento al otro porque piense distinto, porque es repetir el mismo esquema. No es que ahora sale la izquierda radical y entra la derecha radical.

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram! ¡CLICK AQUÍ!