Banda asesinaba hombres para vender sus huesos

CICPC investiga caso de madre e hija

Referencial

Una banda delictiva que se dedicaba a asesinar hombres para posteriormente vender sus huesos, sostuvo un enfrentamiento con fuerzas policiales de la subdelegación del Cicpc de La Vega, luego de que se descubriera que en la parte alta del sector Los Pinos, en el barrio San Miguel, se encontraban los cadáveres de 4 ciudadanos desaparecidos desde el pasado 28 de febrero.

El director de la policía científica, Douglas Rico, acompañado del subdirector Jhonny Salazar; Ildemar Soto, jefe de la Subdelegación de La Vega, y Mercy Bracho, secretaria general del organismo, explicaron que el evento se originó luego de que se iniciará una investigación sobre el caso de los desaparecidos.

Rico indicó que durante la pesquisa detuvieron a un hombre que los llevó al barrio San Miguel en donde localizaron un cadáver semienterrado que pertenecía a uno de los desaparecidos. Más adelante, en la misma área, ubicaron los otros tres cuerpos, según lo reseñado por El Nacional.

Tras el descubrimiento, los investigadores detectaron que los implicados se dedicaban a matar personas, sepultarlas y posteriormente desenterrar sus restos para venderlos a individuos que practicaban ritos religiosos.

Las víctimas fueron identificadas como Jorvinson Josué Cisneros Meza, de 21 años de edad; Yorman Jesús Guerra Meza, de 27 años de edad; Luis Carlos Delgado, de 20 años de edad, y Pedro Antonio Barrios, de 25 años de edad. Dos de ellos provenían de Petare, uno de Antímano y el otro de Montalbán.

Al parecer, todas las víctimas estaban involucradas en el homicidio de dos funcionarios de la PNB que fueron ultimados a tiros en un sector de Antímano unos días antes del hecho.