Dos hambrientos ladrones de pollos perecieron tras enfrentamiento en una granja avícola

ladrones de pollos

Dos muertos y un herido fue el resultado de una situación irregular que acaeció la noche del previo miércoles en las inmediaciones de la finca La Providencia – propiedad de la empresa avícola Mayupan – situada en el sector La Virgencita de la parroquia varguense Carayaca, cuando un grupo de hombres, inducidos por el hambre, intentaron sustraer varios pollos mediante un asalto armado.

Previo al infructuoso intento de robo por parte de aproximadamente 15 sujetos, el cual devino en un letal intercambio de disparos con agentes de la Policía Municipal de Vargas, las autoridades regionales de seguridad fueron advertidas con antelación acerca de las ilícitas pretensiones de los sospechosos y enviaron una comisión de uniformados para guarecer las instalaciones de la granja, donde permanecieron por dos horas; al no producirse el previsto hurto, retornaron a sus puestos.

Sin embargo, pocos minutos después de la aparente falsa alerta apareció la multitud de hurtadores hambrientos, motivando el repentino regreso de los funcionarios, quienes repelieron a los sujetos con el debido uso de la fuerza. Todos los delincuentes lograron evitar la captura huyendo hacia una zona montañosa tras la balacera nocturna.

A pesar de que inicialmente la Policía municipal no había reportado bajas producto de la refriega, vigilantes de la finca descubrieron dos cadáveres baleados que yacían en una porción boscosa del terreno. Luego de haber sido notificado del hallazgo, la directiva del referido órgano policial volvió a desplegar a sus efectivos en las adyacencias de la escena del tiroteo, donde encontraron herido, pero aún exhibiendo signos vitales, a uno de los sujetos implicados en el enfrentamiento.

De acuerdo con el diario La Verdad de Vargas, al ser inquirido, el hombre lesionado admitió formar parte de la turba que intentó incursionar en la finca de Mayupan; posterior al interrogatorio, fue trasladado hasta el Hospital Eudoro González de Carayaca. En el sitio del suceso fueron recuperadas dos escopetas.

Al parecer, la granja de la compañía dedicada a la avicultura había permanecido 15 días bajo el asedio de personas desconocidas, que en reiteradas oportunidades intentaron sustraer los pollos criados para la comercialización y el consumo humano.

Varios habitantes de Carayaca denunciaron a través de la red social Twitter que aún desconocen el paradero de al menos diez jóvenes que participaron en el fallido asalto.  “Muchos padres de familia de Tramas, Tirima y de La Virgencita se están metiendo a esa granja, que tiene pollos y gallinas, porque no hay empleo y no hay comida. A las 2:0 a.m de ayer los estaban esperando los cuerpos de seguridad y mataron a varios”, informó una vecina.