Maduro inaugura pediátrico incompleto en Pariata, sin camas ni pocetas: “Ha quedado mejor que cualquier clínica del mundo”

periferico-pariata-maduro

El presidente Nicolás Maduro inauguró el servicio de Pediatría en el hospital Rafael Medina Jiménez, ubicado en Pariata, estado Vargas, a pesar de que no ha sido concluido.

De acuerdo con un trabajo publicado por El Nacional, muchas madres esperan junto a sus hijos poder obtener atención en el Servicio de Pediatría pensando en que estaba como nuevo, pero la decepción se apoderó de todos.

En lugar de encontrar un área renovada, las madres son atendidas en cubículos improvisados en un espacio del área de quimioterapia o son remitidas al materno de Macuto.

“Las camas nuevas no han llegado, falta la instalación de pocetas y lavamanos en los baños, las paredes están sin terminar, falta parte de la cerámica, no tienen muebles y lo más importante: los equipos como el esterilizador aún no han sido instalados”, expresó un trabajador del hospital.

El citado medio agregó que trabajadores que pidieron no ser identificados por seguridad, señalan como responsables a la directora del hospital, Luz Stella Antolinez, y la de la Dirección Estatal de Salud de montar un parapeto para hacer creer que todo estaba bien, cuando la realidad es otra.

“Aquí aparecieron cajas con vacunas, soluciones glucoradas que no llegaban desde hace meses, y también medicamentos que estaban represados en un depósito. Esto fue un acto improvisado porque están en campaña”, afirmaron.

El dato:

Un día después del Día Mundial de la Salud el presidente Maduro inauguró la emergencia pediátrica del hospital de Pariata y dijo: “Ha quedado, mira, mejor que cualquier clínica del mundo”.