Raquel Bernal, impuso la corona al Cristo de la Buena Muerte en Málaga

raquel-bernal-770

“No, chico, eso es mitología urbana”. La revista Caras recogió en seis palabras la respuesta de Raquel Bernal, reconocida militante de la beautiful people de la revolución, en torno a su protagonismo en sonoros romances con la flor y nata del chavismo, incluido su líder, Hugo Chávez.

 También conocida como la ex-mujer del jinete español Álvaro Muñoz Escassi alegó sin mucha fe, intentando desmentir los propios hechos: su vida amorosa ha corrido en paralelo a los grandes negocios de la revolución, la corte de los milagros económicos gracias a la bonanza petrolera que elevó los precios del barril de oro negro hasta los 120 dólares.

Una corte que hoy ha refugiado sus fortunas en paraísos fiscales mientras el país sufre una de las mayores crisis de su historia. Y una corte de la que han formado parte algunos de sus amantes reconocidos, desde el general chavista Víctor Cruz Weffer hasta el antiguo guardaespaldas, tesorero presidencial y hoy millonario refugiado en Florida, Alejandro Andrade.

Según Poderopedia, la web que investiga los lazos personales y de poder de la Venezuela revolucionaria, Bernal también mantuvo vínculos sentimentales con Alejandro González, expresidente del Banco Industrial; y con el general Raúl Isaías Baduel, compadre de Chávez encarcelado durante la ofensiva lanzada por el Comando Nacional Antigolpe, liderado por Tareck El Aissami.

La pasión de Raquel Bernal por la Santa de Málaga viene de lejos. Mucho antes de que se casara con el jinete sevillano Álvaro Múñoz Escassi, con el que acudió el año pasado a la capital andaluza y disfrutó de sus legendaria procesiones junto a sus amigos Antonio Banderas y su novia Nicole Kimpel. El actor malagueño ha vuelto a invitara su amiga venezolana para que pase con ellos y su familia estos días, muy especiales para ellos pues es la primera Semana Santa que pasan sin la matriarca.

Así, la multimillonaria venezolana ha podido disfrutar de las primeras jornadas procesionales desde el balcón de la famosa calle Larios que posee el actor, que recientemente ha estrenado en su ciudad natal la serie ‘Genius: Picasso’, donde encarna al excéntrico pintor. Allí, Raquel Bernal compartió confidencias con Nicole Kimpel, que ya disfruta de la devoción andaluza por la Semana Santa como una más.

Al famoso balcón de los Bandera también acudieron otros amigos del actor malagueño como la bailaora Sara Baras, su compañero de reparto en ‘Genius’, Álex Rich, o la propia hija del actor, Stella del Carmen, otra asidua a la Semana Santa.

La empresaria venezolana, además, vivió un particular Domingo de Ramos porque ha sido la encargada de imponer la corona de espinas al Cristo de la Buena Muerte, también conocido como el de Mena. Una ceremonia muy emotiva para Raquel y que la vincula aún más a la capital de la Costa del Sol, reseñó 10 minutos.es