Conozca la ciudad en la que está prohibido morirse (+razón insólita)

lugar bonito

La muerte es lo único seguro que tiene el hombre. Sin embargo, muchos desean partir en el lugar en el que nacieron. No obstante, en una isla de Noruega está prohibido morirse. Vean ¿por qué?.

 

El lugar lleva por nombre Longyearbyen. Desde 1950 las leyes prohíben que las personas mueran ahí, según explica el sitio local especializado en turismo The Nordic Page. Es más, los enfermos terminales son enviados a otro lugar a morir.

Hay una razón muy buena detrás de esta ley: es para proteger a sus residentes.

En los 50 se descubrió que en el lugar existe una capa de permafrost, que es una cantidad de tierra que se mantiene en temperaturas bajo cero por al menos dos años.

La ley explica que si se entierra un cadáver en el lugar, este se conservará en buenas condiciones (con todo lo que esto conlleva) incluyendo sus virus y bacterias. Esto representa un peligro sanitario para la población en general.