Venezolana denunció que fue violada por dos hombres en el Camino de Santiago

Referencial

Referencial

La Guardia Civil española investiga la denuncia que hizo una venezolana de haber sido violada el fin de semana mientras hacía el Camino de Santiago, indicó el lunes el cuerpo de seguridad.

“Se está investigando”, se limitó a decir a la AFP un portavoz de la Guardia Civil, al señalar que aún “no hay nada claro” en el caso.

Según reportó el periódico la Voz de Galicia, la peregrina venezolana de 50 años, hallada desnuda por una vecina la madrugada del sábado, denunció haber sido violada por dos hombres que la secuestraron.

La mujer caminaba en solitario por el Camino de Santiago en Galicia (noroeste) entre Fisterra y Santiago de Compostela, donde la esperaban familiares.

“La persona está en este momento en tratamiento psiquiátrico”, dijo a periodistas el domingo el delegado del gobierno en Galicia, Santiago Villanueva.

“Está trabajando la Guardia Civil, están analizando declaraciones, datos del forense, vamos a tratar (el caso) con mucha cautela”, aseveró.

De todas maneras, Villanueva subrayó que el Camino de Santiago es “superseguro” y que la tasa de criminalidad en la ruta es “prácticamente insignificante”.

La venezolana es una mujer de 50 años que fue encontrada por una vecina de Val do Dubra. La peregrina quería hacer la ruta al revés, salir de Fisterra y dirigirse a Compostela, donde tenía previsto encontrarse con su familia. Salió a pie y echó a andar durante aproximadamente tres horas. En ese momento, en un punto situado a entre 15 y 20 kilómetros de su salida, fue abordada por dos hombres que viajaban en un carro, señaló La Voz de Galicia.

La mujer fue golpeada y amenazada y la metieron en el asiento trasero del vehículo con uno de los dos hombres, que la desnudó con violencia mientras el otro maneajaba a un punto cercano a Portomouro.

Luego de violarla la dejaron desnuda y como pudo llegó a una casa en donde fue atendida por una mujer que le dio una manta y llamó a la Guardia Civil.

“Fruto del estrés postraumático y de los tranquilizantes que le fueron suministrados, el relato de los hechos que narró dejó inicialmente muchas incógnitas que, poco a poco, ha podido ir esclareciendo la mujer a medida que se ha ido calmando y recuperando el sosiego necesario para poder recordar los detalles imprescindibles para que los investigadores puedan determinar el lugar exacto en el que fue secuestrada y dónde la agredieron”, relata el medio gallego.

Mientras la Guardia Civil busca el carro implicado en el crimen.

La tranquilidad del Camino de Santiago, donde se producen solo un puñado de delitos menores al año según las autoridades, se vio sacudida en 2015, cuando un español robó y asesinó a una turista estadounidense de 40 años en Castilla y León.

El hombre fue condenado en abril de 2017 a 23 años de cárcel.

El peregrinaje a Santiago de Compostela, donde se cree que está enterrado el apóstol Santiago, atrae cada año a centenares de miles de senderistas de todo el mundo, más de la mitad de ellos extranjeros, según cifras de la Oficina de Acogida del Peregrino.