España considera desproporcionada llamada a consultas del embajador venezolano

Alfonso Dastis, ministro de Asuntos Exteriores | Foto: EFE

Alfonso Dastis, ministro de Asuntos Exteriores | Foto: EFE

El ministro español de Exteriores, Alfonso Dastis, consideró hoy “desproporcionado” que el Gobierno venezolano haya llamado a consultas a su embajador en Madrid, debido, según Caracas, a la “agresión injerencista y colonialista” del Ejecutivo de España.

En la ciudad suiza de Davos, donde Dastis asiste al Foro Económico Mundial, el jefe de la diplomacia española deseó que, tras la llamada a consultas, “el embajador vuelva y sigamos manteniendo las relaciones diplomáticas que son normales entre países que pueden tener diferencias, pero que tienen muchas cosas en común”.

Lea también: Gobierno venezolano llama a consulta a su embajador en España

Sobre el clima creado entre España y Venezuela por estas situaciones, Dastis dijo que no es partidario “de elevar el tono de voz” y que hará todo lo posible “para no contribuir al aumento de la tensión” entre las dos naciones.

El ministro español dijo que no ha tratado en Davos la situación en Venezuela de “forma específica” con responsables de otros gobiernos iberoamericanos que asisten al Foro, aunque ese tema está presente en algunos de los coloquios que se están celebrando.

La llamada a consultas del embajador Mario Isea se anunció después de que el canciller venezolano, Jorge Arreaza, entregase el miércoles una “contundente” nota de protesta a diplomáticos de la Unión Europea (UE) acreditados en Caracas por las sanciones del bloque contra siete altos funcionarios de la nación caribeña.

Lea también: Colombia no reconocerá resultado de elecciones en Venezuela, dice Santos

El Gobierno español que preside Mariano Rajoy urgió en septiembre pasado a la comunidad internacional a “no andarse con paños calientes” ante la “deriva” en Venezuela, país que dijo no es “democrático”.

Rajoy recordó entonces que España estaba “liderando” en la UE una propuesta para sancionar a Venezuela. EFE