Gobierno venezolano califica de “indignas” y “groseras” las sanciones de la UE

Canciller de Venezuela, Jorge Arreaza | Foto: Twitter

Canciller de Venezuela, Jorge Arreaza | Foto: Twitter

Este lunes 22 de enero, la cancillería de la República Bolivariana de Venezuela rechazó a través de un comunicado las sanciones impuestas por la Unión Europea (UE), que calificó como “indignas e ilegales”, a siete funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro.

Lea también: Rafael Ramírez lanza un bombazo al PSUV: “Si yo vuelvo al país, reto a Maduro a unas primarias”

“El Gobierno Bolivariano de Venezuela rechaza categóricamente las decisiones erráticas, intervencionistas, coercitivas e ilegales que la Unión Europea ha anunciado contra Venezuela”, reza parte del comunicado.

De acuerdo al gobierno venezolano se trata de un nuevo acto de “injerencia”. “Estas acciones indignas, violan los preceptos fundamentales de la Carta de las Naciones Unidas y pretenden ejercer una grosera injerencia en asuntos internos de nuestro país”, agrega el texto.

En el comunicado, avalado por el canciller Jorge Arreaza, se asegura que existe una conducta obsesiva con Venezuela.

Lea también: Almagro: El diálogo no debe servir para validar la dictadura de Maduro

“Venezuela se reserva las acciones necesarias para defender la dignidad de nuestro pueblo ante las agresiones imperiales, y para proteger nuestras democracia, soberanía y sagrada independencia”, dice el texto para concluir.

A continuación el comunicado completo:

El Gobierno Bolivariano de Venezuela rechaza enérgicamente las medidas restrictivas impuestas contra siete altos funcionarios de nuestro país de manera ilegal y unilateral por la Unión Europea, adoptadas el día de hoy por el Consejo de Asuntos Exteriores en la ciudad de Bruselas. Estas acciones indignas, violan los preceptos fundamentales de la Carta de las Naciones Unidas y pretenden ejercer una grosera injerencia en asuntos internos de nuestro país.

Hoy la Unión Europea vuelve a ofrecer pruebas irrefutables de su notable subordinación ante el gobierno supremacista y racista de Donald Trump. Estas decisiones denotan una política errática e intervencionista hacia nuestro país, que inevitablemente rememora antiguas y superadas maniobras colonialistas de vetustos imperios, expulsados de Nuestra América hace ya 200 años, por el coraje y voluntad libertaria de nuestros pueblos.

Esta conducta obsesiva hacia Venezuela, arrastra a la Unión Europea a infringir sus propios principios fundacionales, convirtiéndose en instrumento al servicio de las pretensiones imperialistas del gobierno estadounidense, trasgrediendo la más elemental normativa del Derecho Internacional y amenazando la estabilidad de nuestro país.

La República Bolivariana de Venezuela exige a la Unión Europea respeto a su soberanía,  a sus instituciones legítimamente constituidas y  demanda el inmediato cese de las políticas hostiles contra nuestra Patria. Venezuela se reserva  las acciones necesarias para defender la dignidad de nuestro pueblo ante las agresiones imperiales, y para  proteger nuestras democracia, soberanía y sagrada independencia.

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram! ¡CLICK AQUÍ!