Lo que dijo José Guerra sobre la nueva moneda que circula en el oeste de Caracas

Diputado José Guerra| Foto: Archivo

Diputado José Guerra | Foto: Archivo

El presidente de la Comisión de Economía y Finanzas de la Asamblea Nacional, José Guerra, consideró este jueves que si las monedas comunales como el Panal comienzan a ser utilizadas y por ende a competir con el bolívar, el problema será “mayúsculo”.

Vea también: ¡Golpe bajo! Cuba saca a Pdvsa de administración de refinería de Cienfuegos

“El problema con esto es que el monopolio y el acuñe de la producción de monedas lo tiene el Banco Central de Venezuela, entonces, no puede haber un BCV en el 23 de Enero, otro en Catia y otro en Chacao (…) no puede haber nadie más imprimiendo dinero (…) si forzas a un comerciante a recibir el Panal en el 23 de Enero, ¿quién se lo va a aceptar a él cuando vaya a comprar su mercancía? Nadie”, explicó.

Desde En Sintonía por Unión Radio, también dijo que el país está “ante un caos monetario, porque si esas monedas comienzan a proliferar y a competir con el bolívar lo pueden llegar a sustituir. A pesar de toda la depreciación que tiene el bolívar, este sigue siendo la moneda de curso legal en Venezuela”.

“Lo que más me llama la atención es que ni el BCV ni el Gobierno Nacional han dicho nada, lo que quiere decir que le están dando la luz verde a las demás comunidades para que cada quien acuñe moneda lo que va a generar es más problemas”, resaltó.

Vea también: Pillan a mujer comprando bebidas alcohólicas con tickets del bono Niño Jesús y las redes estallan (+Fotos)

Haciendo referencia a sus años como alto funcionario del BCV, el también economista señaló que “nunca había visto un descontrol tan grande en la impresión de dinero, ya que esta es una tarea única y exclusiva del BCV (…) el dinero vale algo porque tiene respaldo, así que hay que estar muy pendiente con este tema del Panal, porque puede traer inconvenientes”.

Con información de Noticiero Digital.


Lea también:

 

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram! ¡CLICK AQUÍ!