Finalizan los Juegos Bolivarianos con una Venezuela que pierde terreno (+tabla de medallas)

Finalizan los Juegos Bolivarianos con una Venezuela que pierde terreno

Si Colombia alcanzó su mejor desempeño en los Juegos Bolivarianos y en condición de anfitrión pulverizó récords y dejó el listón muy alto, Venezuela falló en su misión de recuperar la hegemonía en la decimoctava edición del certamen que por primera vez tuvo 11 países participantes.

Vea también: ¡Alarmante! Revelan que jugadoras de la Sub 20 presentan “altos niveles de desnutrición” (+video)

Con el fuego bolivariano apagado en la ceremonia de clausura, después de 15 días de competencias en 46 disciplinas deportivas por parte de casi 4.000 deportistas, el torneo más importante de la Organización Deportiva Bolivariana (Odebo) tuvo su mejor versión según sus directivos.

La caribeña ciudad de Santa Marta mostró su mejor cara como sede y superó los obstáculos que se le presentaron, dado que nunca había organizado un evento deportivo de tal magnitud, para el que se invirtieron más de 70 millones de dólares y se construyeron 11 escenarios nuevos de los 28 que ofrecieron las justas.

Bogotá y Cali se sumaron a la competición en calidad de subsedes y allí también, aunque en menor medida, se sintió el calor del fuego olímpico que iluminó el certamen del 11 al 25 de noviembre.

A continuación, los hechos más destacados de los XVIII Juegos Bolivarianos:

1. Colombia para la historia

Impuso nuevo récord de medallas doradas en los 79 años de la competición y con una cifra difícil de batir: 213. Coronó al nuevo rey, el gimnasta Jossimar Calvo, quien ganó 5 oros y una plata. Dominó 27 de las 46 disciplinas deportivas que se disputaron, lo que significa el 58 % del total. Asimismo, sus metales dorados superan los 208 ganados por los otros seis países miembros de la Odebo.

Estos números reflejan la gran actuación de Colombia en calidad de país sede, su ascenso al primer lugar como potencia deportiva bolivariana y la confirmación que desde las bases y hasta la cúpula directiva se hace un trabajo destacado, con el que se logró el segundo título del certamen y además de forma consecutiva.

2. Venezuela pierde terreno

Bien lo dijo a Efe la campeona de salto con pértiga, la venezolana Robeilys Peinado: “Estoy un poco triste por el desempeño de Venezuela y no sé qué está pasando ahora”.

Vea también: ¡Orgullo nacional! Yulimar Rojas ganó premio ‘Atleta Revelación del Año’: “Esto es para ti, Venezuela” (+videos+fotos)

Lo cierto es que este país falló en su misión de recuperar la supremacía en los Juegos Bolivarianos, de los que ha sido campeón trece veces, y tendrá que replantear sus métodos y su planificación para no seguir perdiendo terreno con Colombia en el área y ante el mundo en los demás torneos del ciclo olímpico.

Venezuela se quedó con 94 medallas de oro, 113 menos que Colombia, y si se puede hablar de un perdedor en las justas es sin duda este país del noreste de Suramérica.

3. Juegos limpios de dopaje

Los XVIII Juegos Bolivarianos pueden quedar en el registro como los que no dieron casos positivos por dopaje, así todavía sea prematuro afirmarlo. El Grupo Antidopaje practicó 375 exámenes a los deportistas y la víspera de la clausura, tras recibir 300 resultados, no hubo ninguno adverso.

El médico ecuatoriano Tyrone Flórez, presidente de la comisión médica de Odebo, anunció a Efe que desde el 1 de enero de 2018 la cafeína será una sustancia prohibida por la Asociación Mundial Antidopaje (AMA) si se sobrepasan los índices reglamentarios.

Con información de EFE

medallero


Lea también: