Una de las sanguinarias asesinas del grupo de Charles Manson rompió el silencio 45 años después

Una de las sanguinarias asesinas del grupo de Charles Manson rompió el silencio 45 años después | Foto: Cortesía

Una de las sanguinarias asesinas del grupo de Charles Manson rompió el silencio 45 años después | Foto: Cortesía

Patricia Krenwinkel tenía 21 años cuando ocurrió la masacre de “La Familia”, que conmovió al mundo. Fue sentenciada a pena de muerte, pero luego rebajaron su condena.

Vea también: Muere a los 83 años Charles Manson, uno de los criminales más famosos de Estados Unidos

En 2014 se cumplieron 45 años del más impactante crimen dentro del ambiente de Hollywood, aquel que en agosto de 1969 acabó con la vida de Sharon Tate, la entonces esposa del cineasta Roman Polanski, y otras cuatro personas. Fue entonces que una de las secuaces del psicópata Charles Manson decidió confesar las razones que provocaron esa masacre.

Patricia Krenwinkel, que tenía 21 años cuando se produjeron los hechos y que al igual que el resto de sus cómplices cumple cadena perpetua -fue sentenciada a muerte, pero le redujeron la pena-, habló por primera vez en dos décadas frente a la cámara de Olivia Klaus, una documentalista que dirigió “My life after Manson”.

La convicta, ahora sexagenaria, ha admitido que colaboró en los “terroríficos” y “abominables” crímenes de Manson porque durante aquellos años era, según sus palabras, una “cobarde”.

Más allá de integrar el culto del ex músico, la entonces veinteañera cumple condena por el brutal apuñalamiento de Abigail Folger, una empresaria californiana, así como del matrimonio que componían Leno y Rosemary La Bianca, a quienes descuartizó en las inmediaciones de Los Feliz, un suburbio residencial de Los Angeles.

Ella fue la encargada de grafitear sobre los lugares del crimen la consigna “Muerte a los cerdos”, una argucia con la que Manson pretendía atribuir la autoría de la tragedia a la comunidad negra.

Vea también: ¡Ojo! Falsa cadena se difunde en las redes y genera tensión en los ciudadanos

En una nota para The New York Times, la documentalista aseguró que Krenwinkel “lleva años tratando de conciliar las dos esferas de su vida: la veinteañera que mató bajo la supervisión del hombre al que amaba, y la mujer de sesenta años que se tortura cada día recordando el dolor que provocó”.

En cuanto al resto de las integrantes de “La familia”, apelativo con el que Manson bautizó la secta que dirigía, Susan Atkings murió de un cáncer en la cárcel en 2009 mientras que Leslie Van Houten todavía permanece en prisión.

Este lunes, Manson murió en un hospital de California, a los 83 años. Había declarado varias veces que prefería seguir bajo tutela del sistema penitenciario. La siguiente revisión judicial de su caso estaba prevista para 2027.

Infobae


Lea también: