“Estaría en un basurero”: Emigrante venezolano reflexiona sobre cómo sería su vida si estuviese en el país (+Carta)

Emigrante venezolano |Foto referencial

Emigrante venezolano |Foto referencial

Ante el inestable panorama político, social y económico del país, cada vez son más los jóvenes que emigran en búsqueda de una mejor calidad de vida y de oportunidades en el extranjero. 

La diáspora de venezolanos es el pan de cada día, así como están de abarrotados los hospitales por el colapso de gente, así mismo están los aeropuertos. Una realidad que el Gobierno Nacional pretende desconocer asegurando que hay más entrada que salida de venezolanos. 

Vea también: ¡Pendiente! Este es el modus operandi que estarían usando delincuentes para estafar miles de dólares (+Video)

Al contrario de lo que dice el oficialismo, los emigrantes muy poco han considerado la idea de regresar en estas circunstancias de tanta tensión política. Es el caso de Francisco Alejandro Berroterán, un joven venezolano que envió una carta  al portal web ChismeVen reflexionando sobre cómo sería su vida si aún estuviera en Venezuela. 

Vea también: ¿PENSANDO EN IRTE? Conoce los 10 mejores países para emigrar desde Venezuela en el 2017

En el texto este joven asegura que si estuviese en el país, posiblemente estuviese en una terrible condición económica buscando comida en algún basurero. Además, como “recomendación” considera que sus compatriotas deben salir lo antes posible porque -asegura- que ya no queda nada en el país para quien desee progresar. Actualmente Berroterán es un repartidor de pizza y aunque no es un trabajo profesional, destaca que es muy bien remunerado y le alcanza para vivir bien con su esposa e hijo en Estados Unidos. 

A continuación lea la carta completa: 

Para reflexionar! Si yo estuviera en Venezuela… estaría en un basurero, buscando algo para alimentar a mi hijo y mi mujer, pero tuve la suerte de salir de esa pocilga hace cuatro años. En ese entonces perdí mi trabajo como gerente en una bomba de gasolina, en la que ganaba bastante bien, pero como no comulgaba con el jefe que era chavista, me botó. Busqué trabajos por otros lados, pero lo que me pagaban era menos de la mitad de lo que ganaba. Mi hijo acababa de nacer y mi mujer era buhonera.

Un día llegue a la casa, y le dije que recogiera todo lo importante porque nos íbamos de esta mierda. Agarré el primer vuelo a Colombia, en donde pasé 10 duros meses buscando trabajo, lavando carros y ella cuidando bebés además del nuestro. Lo que juntamos en esos días nos alcanzó para comprar un pasaje para los Estados Unidos. Pensé que era una locura, pero un amigo me dijo que a los repartidores de pizza les iba bien, y aunque no tenía ningún tipo de experiencia, conseguí un trabajo rapidito para hacer entregas en moto. Llegamos y mi mujer logró un puesto en un supermercado. Los 2 primeros meses que pasamos, ganamos dinero para pagar un alquiler y la comida, y nos quedó dinero para ahorrar. Hoy ya han pasado 3 años, y estamos pensando en compararnos un apartamento. Logramos quedarnos por haber sido muy trabajadores y obedientes, sin estar levantando la cabeza como los típicos venezolanos que llegan aquí creyéndose reyes y terminan fracasando.

Ahora miro por CNN las noticias de mi país y me pregunto.. Qué sería de mi si me hubiera quedado en esa cagada de país? Estaría comiendo mierda en los potes de basura de la esquina de la Candelaria? o ya me hubieran matado para atracarme? Solo les quiero recomendar a todos, que si este año Nicolás Maduro y su régimen no ha caído, huyan de ese lugar y dejen ese estúpido patriotismo y esos cuentos ridículos acerca de la bandera, los paisajes, y de las montañas nevadas de Mérida, las cuales nunca visitaron, del Salto Ángel que solo han visto en foto, y de todas esas estupideces patrióticas con las que le lavan el cerebro a los venezolanos para que se queden esclavizados a los pies del narco-comunismo, que está inundando de drogas a los Estados Unidos y al resto del mundo.

Quién quiera tener una vida digna, que siga mi ejemplo, que se vaya, con la intención de esforzarse, y verán que lograrán ser lo que en Venezuela nunca en la vida podrían haber sido. No se dejen llevar por gente que les desea que les vaya mal afuera, ya que ellos son los envidiosos, los que no quieren esforzarse trabajando ni progresar, y son los que aún mantienen al régimen de pie.

Siguiendo la información extra del portal citado: 

El Salario promedio  de los repartidores de alimentos, (incluyendo a los repartidores de pizza) es de US$21.640 por año, o alrededor de US$1.803 por mes (72.120.000 Bolívares fuertes), según la Oficina de estadísticas laborales.

Asimismo, Simply Hired proporciona un número más preciso sobre los repartidores de pizza, que perciben un salario medio anual de US$19.000 por año, o alrededor de US$1.583 por mes, (tómese en cuenta que estas cifras pueden variar con el tiempo). Debe recordarse que una parte de lo que gana un repartidor de pizzas viene de las propinas, que equivale a un 15% del salario del repartidor. 

Vea también: ¡Toma nota! Cómo emigrar a Canadá 2017

Las propinas varían dependiendo del servicio. Tipthepizzaguy señala también que el 10% debe ser la cantidad mínima de propina para pedidos de más de US$50. Las inclemencias del tiempo y la entrega a largas distancias también toman en cuenta como un poco de dinero adicional en la propina. El importe obtenido de las propinas dependerá del volumen de negocios de la pizzería, la generosidad de los clientes, la rapidez en la entrega y el servicio prestado por la persona que hace la entrega.