Cada venezolano debe 4.720 dólares por la deuda externa

Gobierno deja vencer canje de oro con Deutsche Bank por 1.700 millones de dólares | Referencial

Cada venezolano debe 4.720 dólares por la deuda externa | Referencial

Economistas ven difícil que el gobierno logre la reestructuración o el refinanciamiento por las sanciones de Estados Unidos. En la calle, la gente se preocupa por un mayor deterioro de su calidad de vida, publica El Nacional

Los venezolanos nacen endeudados. Los expertos ubican el monto actual de la deuda externa en 150 millardos de dólares, lo que implica que cada ciudadano debe 4.720 dólares por ese compromiso que adquirieron el gobierno y Petróleos de Venezuela.

Vea también: ¡Lo nuevo! Gobierno notificará si te toca recibir el “bono navideño”, entérese cómo

El cálculo de la cuota per cápita de la deuda se basa en una población de 31,7 millones de individuos en 2017, según las proyecciones.

El pago actual de la deuda externa por persona creció 64,1% con respecto a 1998, pues en ese año el monto individual era de 1.693,29 dólares. La deuda entonces era de 39,1 millardos de dólares, según cifras del Banco Central de Venezuela.

En la calle algunos ciudadanos están preocupados por el efecto que tendrá en su calidad de vida el refinanciamiento o reestructuración de la deuda, anunciado por el presidente Nicolás Maduro el 2 de noviembre.

“No entiendo, Chávez dijo una vez que se estaba superando lo de la deuda externa. ¿Ahora Maduro viene a decir que la va a renegociar o reestructurar?”, señaló Juana Rodríguez.

El director de Ecoanalítica, Alejandro Grisanti, destacó que los venezolanos seguirán padeciendo el desabastecimiento y la inflación independientemente de si la deuda sea renegociada o reestructurada.

Aclaró que renegociar y reestructurar la deuda soberana y de Pdvsa no es lo mismo, pues en el primer caso se trata de una decisión, un acto voluntario, de canje de la deuda por otra. En el segundo, la acción no es voluntaria y se presenta cuando un país no tiene con qué pagar e intenta obligar a los tenedores a aceptar un bono en peores condiciones.

Grisanti considera que la renegociación podría significar un respiro para la población de 6 o 9 meses, si el gobierno destina el dinero de liberación de los pagos de la deuda a las importaciones de bienes esenciales, lo cual decantaría en una menor presión inflacionaria. Pero con la reestructuración, explicó, se profundizarán el desabastecimiento y la escasez porque habrá una oferta menor de bienes, dado que no se podrán importar por la falta de divisas.

Advirtió que la negociación de la deuda no será rápida ni fácil ante las sanciones económicas de Estados Unidos contra funcionarios y un gobierno que irrespeta los derechos humanos. Además, está la exigencia internacional de que un acuerdo de esta naturaleza cuente con la aprobación de la Asamblea Nacional. En este contexto,aseguró, la asistencia de los tenedores de bonos no será hoy masiva porque la mayoría de ellos están obligados a cumplir la legislación estadounidense.

Vea también: ¡Atención! Lo que aprobó la Unión Europea contra Venezuela que no le gustará a Maduro

El economista Luis Oliveros indicó que 70% de los bonos de la deuda está principalmente en manos de inversionistas independientes, la mayoría de Estados Unidos. El resto de los tenedores son venezolanos, pero un gran porcentaje está en Norteamérica, lo que significa que “preferirán no tratar directamente con el gobierno sino a través de sus abogados”.

Sin capacidad

Entre el 7 de noviembre y el 29 de diciembre se ubican las fechas de vencimiento de los pagos por 1,79 millardos de dólares de la República y Pdvsa en lo que queda de 2017. En los bonos están Elecar (Electricidad de Caracas) 2018 y Pdvsa 2017, 2026, 2024, 2021y 2035. Los títulos de Venezuela son 2019, 2024, 2025, 2026, 2013, 2028 y 2018.

Durante un foro sobre la materia celebrado el viernes en la Universidad Católica Andrés Bello, el presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, José Guerra, afirmó que actualmente el gobierno no está en capacidad de hacer frente a los compromisos con sus acreedores, pues ha perdido la credibilidad para ofrecerles nuevas condiciones de pago.

“La reestructuración anunciada por Maduro no es posible porque no hay un programa económico serio. Ningún fondo de inversión que tenga deuda venezolana que se vence ahorita aceptará canjearla por otra que venza en 2030 si no le prometen un plan distinto que haga viable la economía venezolana”, dijo.


Los negociadores de Maduro

Hoy está prevista una reunión con los acreedores. Sin embargo, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos advirtió a los tenedores de bonos que tratar con El Aissami y Zerpa, que figuran en listas negras de Washington, podría acarrearles fuertes penas. El gobierno venezolano prometió a inversionistas que funcionarios sancionados no participarán en el primer encuentro.

Tareck El Aissami. El vicepresidente de la República preside la comisión. Es abogado y criminólogo y no tiene experiencia en el mundo financiero. Fue sancionado por Estados Unidos.

Wilmar Castro Soteldo. El también ministro de Producción Agrícola y Tierras es el único militar del grupo. Ha estado al frente de los despachos de Producción y Comercio y Turismo.

Simón Zerpa. No es economista, sino internacionalista y ha sido presidente del Fonden y presidente del Bandes.  Fue sancionado este año por Estados Unidos y Canadá.

Ricardo Menéndez. Es geógrafo y con un doctorado en urbanismo. Forma parte de la Comisión Mixta de Alto Nivel que mantienen Venezuela y China.

Eulogio Del Pino. Es un ingeniero geofísico con amplia trayectoria en Pdvsa. Su presencia en la comisión obedece a sus contactos con tenedores de bonos. Fue sancionado por Canadá.

Reinaldo Muñoz. Es abogado y ha desempeñado varios cargos dentro de la administración pública. Ha representado al gobierno en las distintas demandas que enfrenta ante el Ciadi.

Nelson Martínez. Es químico. Fue presidente de Citgo, filial de Pdvsa en Estados Unidos. No tiene formación financiera, pero tiene muchos contactos con los tenedores de bonos y acreedores.


Lea también: