¿Qué es la Fórmula Arria que adoptará la ONU para analizar crisis venezolana?

Diego Arria | Foto: archivo

Diego Arria | Foto: archivo

Para este lunes 13 de noviembre, el Consejo de Seguridad de la ONU está analizando la posibilidad de reunirse para analizar la crisis de Venezuela, a iniciativa de Estados Unidos.

Vea también: ¡Pendiente! Los 9 puntos más preocupantes de la “Ley contra el odio”

El tema fue abordado por primera vez el pasado 17 de mayo, también a iniciativa de Estados Unidos, aunque en esa ocasión la cita se llevó a cabo a puerta cerrada y al final no hubo conclusiones conjuntas de ese órgano de Naciones Unidas. Las fuentes dijeron a Efe que la nueva reunión, de confirmarse, se llevaría a cabo con la “Fórmula Arria”, que normalmente implica que la cita es a puerta cerrada y tampoco se aprueba una resolución específica.

La Fórmula Arria hace referencia a los encuentros informales que se llevan a cabo entre los miembros del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas con agentes externos al propio Consejo.  Su objetivo es incentivar un diálogo directo con los distintos agentes implicados en un conflicto, desde altos representantes de los gobiernos a organizaciones internacionales, que facilite a los miembros del Consejo de Seguridad tomar decisiones informadas de asuntos relevantes

Según refiere El Nacional, con la Fórmula Arria se ha logrado agregar actores no gubernamentales  como invitados con sus puntos de vista sobre cuestiones que les afectan, para construir una imagen completa de lo que ocurre en una nación.

La Fórmula Arria nació en marzo de 1999 tras  el conflicto en los Balcanes,  cuando Diego Arriba presidió el Consejo de Seguridad de la ONU y aprovechó  para generar una modalidad  informal permanente.  

Lea también: PJ “saboteó” posible acuerdo político entre Gobierno y oposición, según Rosales

“Fue una invitación que les hice a los embajadores miembros del Consejo de Seguridad del que yo formaba parte en ese momento a tomar un café con un sacerdote croata. Era en un ambiente absolutamente informal. El lugar se llama Mdujorge, en Croacia. Me entrevisté con este sacerdote, que me había visitado en mi  embajada, la Misión de Venezuela ante las Naciones Unidas, de la cual yo era representante, para relatarme cómo estaba aumentando la violencia entre serbios y croatas. La descripción que hizo era tan horrible que contrastaba muchísimo con la ausencia de información de estos hechos que se recibía por parte de la Secretaría General de las Naciones Unidas; lo cual me escandalizó”, contó.

Fuente: El Cooperante


Lea también: