¡INFARTANTE! Compra de electrodomésticos se vuelve un sueño para los venezolanos (+PRECIOS)

Compra de electrodomésticos se vuelve un sueño | Foto referencial

Compra de electrodomésticos se vuelve un sueño | Foto referencial

La economía venezolana continúa su dirección en un espiral desenfrenado que intensifica la crisis. Para los venezolanos, la adquisición que productos se hace cada vez más inaccesible; y de igual manera, la compra de electrodomésticos para el hogar y todo el mobiliario necesario para equipar una vivienda, es ahora casi imposible.

Vea también: ¡Sin frenos! Canasta Alimentaria Familiar va en subida y se ubica en más de 2 millones

El portal El cooperante realizó un trabajo en el que pudo confirmar los precios en los que son vendidos los artículos del hogar. A continuación algunos precios:

Electrodomésticos

Para adquirir un nevera sencilla de dos puertas horizontales, un venezolano promedio debe contar, por lo menos con 12 millones de bolívares. En su diversos colores y acabados, es difícil conseguir una nevera por menos de ese precio. Para un asalariado promedio, esto significa ahorrar 87,5 sueldos íntegros. La lavadoras, tampoco se quedan atrás.

Los modelos semiautomáticos o doble tina, como también se les conoce, son vendidas desde los Bs. 5 millones, dependiendo de la cantidad de kilos de carga y de la marca, mientras que las automáticas, se consiguen a partir de los 15 millones e, igualmente, el precio varía por la marca y la cantidad de carga, además de la tecnología que ofrezca.

Vea también: ¡Un ojo de la cara! El precio susto de las Caraotas y los demás granos (+FOTO)

Por otra parte, están los televisores. Indispensables en los hogares de las familias venezolanas, estos equipos son unos de los más costosos en la lista. Desde Bs. 15 millones se venden los de tamaño 32″, pantalla plana e imagen HD. Para una familia de cuatro integrantes, adquirir los televisores, supondría un total de 45 millones de bolívares, o 328 salarios mínimos.

Tener aires acondicionados en los diversos espacios del hogar también se ha vuelto costumbre para los caraqueños, sin embargo, comprarlos, hará que muchos prefieran pasar calor. Un split de 12.000 BTU, se consigue desde los 10 millones de bolívares, y por el doble de potencia y mayor cobertura de espacios, deberá pagar Bs. 20 millones. Ante esto, surge la alternativa de comprar un ventilador. Aunque los precios de estos se consiguen muy por debajo del de los aires, también supone un fuerte golpe al bolsillo. Un ventilador de pie de tres velocidades, supera el millón de bolívares, mientras que uno de mesa, cifra entre los Bs. 500 mil y 600 mil.

Los electrodomésticos más pequeños, no escapan de esta realidad. Para comprar una plancha de ropa, se deben tener a la mano, entre Bs. 300 mil y 600 mil. En cuanto a las licuadoras, se consiguen en diversos modelos y colores, sencillas o con funciones especiales. Con dos  velocidades y la función básica de licuar, se consiguen desde Bs. 1.5 millones. Si desea una licuadora más profesional, entonces deberá tener, como mínimo, 2 millones de bolívares.

Un artículo imprescindible y que en ningún puede faltar, es la cocina. A gas o eléctricas, sus precios están por las nubes. Una cocina sencilla a gas, de cuatro hornillas y un horno, se puede conseguir en el mercado por Bs. 7 millones, mientras que un tope a gas, sin horno, cuesta la mitad. Los topes eléctricos, por su parte, cuestan alrededor de 6 millones de bolívares.

Muebles

Amueblar una casa, no es menos costoso que adquirir los electrodomésticos. Una cama matrimonial, cuesta más de Bs. 1 millón, y un colchón del mismo tamaño, entre Bs. 600 mil y tres millones, dependiendo de los años de garantía que ofrezca, de la marca y de la tecnología.

Los precios de juegos de muebles para la sala, varían por el diseño, el material de elaboración y el número de piezas que incluye. Desde Bs. 2 millones, se puede adquirir un juego pequeño con dos sofás elaborados en tela, mientras que los de bipiel, son vendidos por el doble. De igual modo, los comedores se cifran dependiendo del número de sillas, el material, si posee vidrio o no, y otras características. En promedio, un comedor de madera de cuatro sillas, cuesta 3 millones de bolívares.

¿Y “Mi Casa Bien Equipada”?

Para los empleados públicos, surge la alternativa de la misión “Mi Casa Bien Equipada”, la cual, inicialmente, fue creada para que todas las familias de bajos recursos, pudieran equipar sus hogares a costos moderados. Ahora, la misión es exclusiva para los funcionarios, sin embargo, estos tampoco tienen acceso completo al combo que ofrece el Gobierno.

Mi casa bien equipada | Foto referencial

Una fuente beneficiada y que trabaja para una empresa del Estado, indicó a esta redacción, que el cupón es vendido por Bs. 1.3 millones, los cuales, deben ser pagados “chin chin”, puesto que, no se aceptan pagos a crédito. Este combo, incluye una cocina a gas de cuatro hornillas, un aire split de 18.000 BTU, una lavadora automática, un televisor de 32″ y una nevera. El kit, solo puede ser adquirido una vez, y aunque es muchísimo más económico que el precio en el mercado, la fuente asegura que pocos pueden adquirirlo, debido a los bajos sueldos que no alcanzan para ahorrar y a la imposibilidad de pagar en partes.

Vea también: ¡POR LAS NUBES! La exagerada suma que puede costar un sepelio “sin lujos” (+precios)

Productos usados

Para quienes no trabajan en la administración pública, también hay una alternativa: la compra de productos usados, En páginas online dedicadas a la venta, existen numerosas opciones para adquirir todos estos productos por la mitad o incluso menos. Un televisor LED de 32″, puede conseguirse entre Bs. 2.5 millones y 5 millones. Asimismo, una lavadora automática en buen estado, con una carga de 14 kg, cuesta entre Bs. 3.5 millones y 7 millones. Los aires acondicionados, también resultan mucho más económicos. Dependiendo de su potencia, se pueden adquirir entre los 3 millones de bolívares y los 6 millones de bolívares.

Equipar la casa

En promedio, para equipar una casa, un venezolano debe contar con 60 millones de bolívares o 438 salarios de Bs. 137 mil, mientras que si se opta por adquirir artículos usados, debe tener, como mínimo, 20 millones de bolívares, o 145 salarios mínimos, ambas opciones, limitadas, tomando en cuenta la crítica situación en la que se encuentra sumida el país, donde las familias priorizan, ante todo, el pan nuestro de cada día.

Crédito: El Cooperante


Lea también: