Detenida mujer que mató a golpes a su hija de dos años

Imagen de referencia

Imagen de referencia

El pasado lunes, en horas de la mañana, el cuerpo de la pequeña Soriangel Elizabeth Martínez Gutiérrez, de dos años de edad, fue encontrado por su abuela Aleisis Balza, luego que la madre de la niña la dejó a su cuidado desde la noche anterior.

“Me había dejado un dinero para que le comprara un poquito de leche y azúcar y le hiciera un tetero que ella se tomaba en la madrugada”, relató Aleisis.

La madre de Soriangel, María de los Ángeles Gutiérrez, de 20 años de edad, se había acercado hasta la casa de Aleisis, ubicada en el barrio 19 de Abril de la parroquia Francisco Eugenio Bustamante, estado Zulia, el pasado domingo a las 8:00 pm pidiéndole que la cuidara, con la excusa ir a trabajar.

A las 9:30 am de la mañana siguiente la cuidadora fue a despertarla, extrañada de que a esas horas aún no se había levantado. “Cuando la volteo pegué un grito, vi la sabanita llena de sangre que le había salido de la nariz, un chichote en la cabeza y muchos moretones por todo el cuerpecito”, dijo.

La abuela pidió ayuda a una vecina para que ubicara a la tía de la bebé que vive cerca, pero no lograron ubicarla. Luego, acudió a su hija embarazada de 16 años de edad. “La vio y se asombró, le puso la mano en el cuello y me dijo que la bebé no estaba respirando, corrimos al ambulatorio y allá la enfermera nos lo confirmó”, reveló.

De acuerdo con información de los familiares, María de los Ángeles llegó al ambulatorio con un fuerte olor a alcohol, vestida con un short y una camisa negra transparente. Mientras lloraba y se acercaba a la camilla donde estaba el cuerpo de la niña, pedía entre gritos a Dios que le devolviera la vida a su hija para cuidarla mejor.

José David Martínez Ramírez, padre de Soriangel, relató que dos días atrás la madre de la niña le había notificado que se le había caído y sufrido un golpe en la cabeza. Agregó además que se había separado de la mujer hace seis meses, debido a que en reiteradas oportunidades golpeaba a su hija y le era infiel.

Ya en la morgue forense y luego de practicarle la autopsia al cadáver, se pudo conocer que presentaba hematomas en todo el cuerpo y que había sufrido un derrame cerebral, posiblemente consecuencia de un fuerte golpe en la cabeza, además de presentar un cuadro de desnutrición.

Según oficiales de los cuerpos de seguridad, María de los Ángeles y su actual pareja fueron detenidos, luego de confesar ante la Policía Científica que ambos habían golpeado a la infante.

De acuerdo con Aleisis, la madre de Soriangel se ganaba la vida vendiendo café y asistía con frecuencia a fiestas y discotecas de la localidad. Aseguró que a pesar de haber estado con su hijo, se la veía sentada en las piernas de varios hombres del barrio, reseñó La Verdad.

 


Lea también: