7 combinaciones de frutas que no sabías que podrían ser fatales

Tarta de frutas |Foto referencial

Tarta de frutas |Foto referencial

Las frutas son alimentos súper sanos y contienen una gran cantidad de vitaminas. Además, poseen agua que nos ayuda a hidratarnos, y podemos comer sin culpa porque la mayoría no engorda. Sin embargo, esto no quiere decir que sean perfectas. Como todo, hay que saber cómo y cuándo consumirlas. 

Algunas combinaciones de frutas con otros alimentos pueden resultar fatales para nuestra salud. Pesadez estomacal, acidez e incluso anemia son algunos de los efectos colaterales de no comer frutas de la manera adecuada.

Conoce las peores combinaciones que puedes hacer con frutas:

  1. Fruta con azúcares: 

    La mayorías de las frutas ya son dulces de por sí, es decir, tienen sus propios azúcares. Por eso, no es recomendable sumarle azúcar, pues causan hinchazón e indigestión.

    Así que, si creías que las tartas de frutas eran livianas y se digerían rápido, tengo una mala noticia: son fatales. 

  2. Naranja con zanahoria:

    zanahoria con naranja

    Tal vez es por su color, o quizá por la mezcla de sabores, pero muchos creen que combinar la naranja y la zanahoria es una excelente idea. Nada más alejado de la realidad. Esta combinación puede aumentar de forma notable la acidez estomacal, causando disfunciones diversas. Estimula el exceso de bilis, por lo que puede generar un fuerte y molesto reflujo. Además, potencia la generación de sustancias perjudiciales para el sistema renal. 

  3. Piña con lácteos:

    Las frutas ácidas en general no se deben mezclar con lácteos. La cultura popular suele decir que es porque la “leche se corta” en el estómago, pero si bien esto no es así, hay algo de verdad en la afirmación (como siempre en la cultura popular). 

    Las frutas ácidas hacen más lenta la digestión, y por eso puede resultar pesada, sobre todo en la mañana.

    En el caso particular de la piña, además, contiene una enzima llamada bromelina, que combinada con lácteos puede generar intoxicación.

4. Cámbur con leche:

Un rico licuado de plátano, banana o cámbur, con leche y azúcar es una delicia, sobre todo en las tardes de verano. Sin embargo, no es el mejor amigo de la digestión. Como dijimos en el punto uno, sumarle azúcar a las frutas las hace pesadas. Si, además, combinamos plátano con leche, el resultado será una gran pesadez estomacal y una digestión muy lenta.

Ciertamente no nos matará, pero beber con moderación es importante. 

5. Guayaba con plátano:

Las consecuencias de esta combinación pueden resultar sumamente incómodas. Puede provocar náuseas, pesadez y gases.
Además, también contribuye a dolores de cabeza y de estómago.

6. Frutas con vegetales:

Los vegetales, combinados con el azúcar de la fruta, provocan que éstas fermenten en el estómago, produciendo toxinas. Esto nos provoca, en principio, problemas estomacales como diarrea y dolor de estómago. Además, puede provocar vulnerabilidad hacia ciertas enfermedades y dolor de cabeza. 

7. Lechosa con limón:

Por suerte no es una combinación muy común, pero debes evitarla a toda costa. La combinación de estos alimentos puede provocar complicaciones sanguíneas, en especial con la cantidad de hemoglobina. Así, puede generar anemia grave. 

Con información de la Bioguía


LEA TAMBIÉN: