Los privilegios y comodidades que disfruta “el descuartizador” Pérez Venta en El Helicoide

José Rafael Pérez Venta | Foto: Archivo

José Rafael Pérez Venta | Foto: Archivo

José Rafael Pérez Venta y Carlos Eduardo Trejo Mosquera, los asesinos de Liana Aixa Hergueta González, la mujer que fue asfixiada y descuartizada el 6 de agosto de 2015, cuentan con ciertos privilegios y beneficios que los dejan andar rampantes por los extremos de El Helicoide, sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

Pérez Venta y Carlos Trejo gozan de movilidad por todo El Helicoide. No les falta nada, ellos cobran por limpiar pasillos y celdas a otros presos, imagínate la movilidad que tienen. Andan por allí como si fueran unos santos”, reveló un informante, quien prefirió no identificarse, a El Cooperante.

Se conoció que a todos los sujetos que eran descuartizadores de esta índole los colocaron en una celda, donde están 50 personas, pero para Carlos Trejo y Pérez Venta no fue el caso.

“A ellos no los llevaron a esa celda, se quedaron en otra los dos juntos, cuentan con aire acondicionado, televisor pantalla plana y con ventana, que no tienen los demás calabozos”, informó el cooperante.

Además, se logró indagar que en el día a Trejo y Pérez Venta les abren las celdas para que salgan a jugar ajedrez en el pasillo.

“Trasladaron a todos los asesinos descuartizadores a otros penales y a ellos no los pueden trasladar, porque el trato y la orden es que se queden en El Helicoide”, así lo manifestó la fuente sobre los beneficios con los que cuentan los asesinos de Liana Hergueta.

Las acusadas por Pérez Venta y Carlos Trejo no corren con la misma suerte

Betty Grossi, era la propietaria del apartamento donde asesinaron y descuartizaron a Liana Hergueta. Además, fue señalada por Pérez Venta como su supuesta financista de manifestaciones opositoras, hecho que llevó a que la encerraran en las mazmorras de El Helicoide, al igual que a Andrea Susana González, quien era amiga de Hergueta y que fue implicada por el mismo hombre en un supuesto plan para asesinar a Daniella Cabello, hija de Diosdado Cabello.

Ambas mujeres conviven en la misma celda, donde tratan de sobrevivir en medio de una prisión que no cuenta con baños ni comodidades y donde reciben la visita de chiripas, cucarachas y roedores.

A las dos se les ha hecho dos aperturas de juicio que no han presentado una continuidad. Actualmente llevan 11 días sin salir de sus celdas y no han recibido visitas de sus familiares, debido a los problemas que se presentan en el país, un hecho muy contrario al caso de Pérez Venta y Carlos Trejo, quienes, según la fuente, deambulan “libremente” por los pasillos de El Helicoide.

Tanta es la libertad que tienen Trejo y Pérez Venta en El Helicoide que se conoció, por medio del informante, que merodean también por los alrededores de la celda, donde se encuentran Betty Grossi y Andrea González, algo que no pueden hacer estas mujeres.


Lea también:

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram! ¡CLICK AQUÍ!