Así le respondió Julián Gil a Marjorie de Sousa por acusarlo de «drogadicto» y «violento» (+Comunicado)

Julián Gil / Marjorie de Sousa | Composición: NotiTotal

Julián Gil / Marjorie de Sousa | Composición: NotiTotal

El actor y empresario argentino, Julián Gil, le salió al paso a las acusaciones de su ex pareja, la también actriz Marjorie de Sousa, quien pidió a la corte practicar exámenes psicológicos y toxicológicos al padre de su hijo Matías, alegando que este consume sustancia ilegales y además ha protagonizado momentos violentos con miembros de su familia. 

En un comunicado emitido el pasado viernes en sus redes sociales, Julián ha dicho que está dispuesto a demostrar ante el juez que ni es violento ni consume drogas, pues -a su juicio- no puede permitir que Marjorie y su equipo de asesores de manera irresponsable dañen su imagen.

Aseguró, además, que la razón de interponer una demanda contra la venezolana responde a la necesidad de ver a su hijo, algo a lo que tiene derecho y que, según ha declarado, no puede permitir que sea ella quien decida cómo, cuándo y en qué condiciones hacerlo. 

A continuación, el comunicado completo:

“El día de ayer diversos medios de comunicación dieron a conocer algunos extractos de la contestación a la demanda que interpuse en contra de Marjorie, a través de la cual de manera por demás falsa y con el único animo de perjudicar mi imagen, insinuó que soy un hombre “violento”, entre otras cosas, solicitando al Juez que me sean practicados estudios psicológicos y toxicológicos, lo cual me ha entristecido de sobre manera, ya que si bien en todo momento había optado por guardar silencio por respeto a Marjorie y sobre todo a mi hijo, también considero que no puedo permitir que Marjorie y su equipo de asesores de manera irresponsable dañe mi imagen, siendo pertinente hacer las siguientes aclaraciones:

Efectivamente yo interpuse una demanda contra Marjorie con la finalidad de que se me permita ver a mi hijo, ya que no existe cosa más hermosa en la vida que ser padre y no existe razón alguna que le dé derecho a ella a decidir cuándo y cómo lo puedo ver, siendo además que fui yo quien solicitó al Juez se estableciera una pensión a mi cargo y en favor de mi hijo, lo cual no corresponde a las actitudes que Marjorie me imputa.

Marjorie en su contestación a la demanda señaló que he sido un hombre “violento” con miembros de su familia, sin embargo, no señala en qué consistieron mis supuestas actitudes violentas y hacia quienes, lo cual evidencia que ella usa estos argumentos con el único fin de hacerme daño y presionarme para obtener unas cantidades de dinero por demás excesivas y absurdas que en nada se relacionan con mi hijo, trasladando un problema que se resolverá ante la Justicia Mexicana a los medios de comunicación.

Por último, me sorprende que Marjorie señalé que no estuve con ella en el momento del nacimiento de nuestro hijo y que supuestamente no le di ningún tipo de apoyo, siendo que en la realidad tuve la bendición de ser la persona que cargó por primera vez a nuestro hijo y fui yo quien lo puse en los brazos de su madre, el vídeo habla por sí solo.

Más tarde, en declaraciones al periodista Fernan Vélez, del programa radial puertorriqueño ‘El Circo’, Julián reiteró que no tiene por qué demostrarle a nadie si es o no violento, y que está dispuesto a someterse a una prueba de dopaje si fuese el caso.

“El papel aguanta todo. No tengo que demostrarle a nadie si soy violento y la prueba de dopaje, si me la quieren hacer, claro que sí. Cuando quieran y a la hora que quieran, donde quieran. Espero la orden del juez si lo entiende pertinente. Nada que ocultar”, sentenció.

Nada dijo, sin embargo, de los mensajes de texto que Marjorie incluyó en su demanda y que evidencian que el actor abandonó la relación el pasado 7 de marzo, cuando su hijo Matías Gregorio apenas tenía un mes de nacido, porque se le hacía imposible vivir bajo el mismo techo con Gloria Rivas, madre de la actriz venezolana.

Julián Gil y Marjorie de Sousa se verán las caras en junio en un tribunal de la familia en México, donde no sólo debatirán ante un juez de cuánto será la aportación que el argentino se verá obligado a realizar mensualmente para el sostén del pequeño Matías, sino que también se determinará cómo serán las relaciones paternofiliales.


Lea también: