¡Terrible! Han fallecido 65 bebés en lo que va de año en hospital de Trujillo

Bebe en maternidad | Foto referencial

Bebe en maternidad | Foto referencial

Desde enero hasta abril de 2017 van 65 bebés fallecidos en el Hospital Dr. Pedro Emilio Carrillo en Valera, estado Trujillo, y el servicio de neonatología se encuentra restringido, publica El Nacional.

El diputado Conrado Pérez Linares denunció que entre marzo y abril había 38 bebés muertos y manejó como hipótesis una posible bacteria en la sala de parto, pero ninguna autoridad ha confirmado o negado la información.

En el centro de salud que atiende a pacientes de Zulia, Mérida, Lara y Portuguesa murieron en enero 10 niños; en febrero, 14; en marzo hubo un repunte de 29 niños fallecidos y en abril se sumaron otros 12 a las estadísticas de mortalidad.

El año pasado se reportaron 157 muertes infantiles en este hospital hasta noviembre, según datos del Ministerio de Salud no divulgados y se posicionó como el número 22 con más muertes de niños en el ámbito nacional. En lo que va de año se cubre 41% de las muertes que se reportaron durante 11 meses.

Desde enero los bebés nacidos en el Hospital Dr. Pedro Emilio Carrillo no llegaban a las 72 horas de vida. En Semana Santa el director del hospital, Jonathan Alcalá, declaró a El Nacional que el servicio no estaba suspendido, que los bebés fueron trasladados de la Unidad de Cuidados Intermedios Neonatales y que se tomarían las medidas necesarias. Aún no se ha hecho un estudio de cultivo en  las áreas porque no hay recursos.

Fuentes del hospital denunciaron que los recién nacidos fueron trasladados a la Unidad de Terapia Intensiva de Adultos, pero las cloacas del Departamento de Enfermería colapsaron y afectaron el lugar. El servicio tiene capacidad para atender a 25 niños, pero por la demanda el número sube a 40. La semana pasada solo atendieron a cinco por la contingencia que no se supera.

Ni el Ministerio de Salud ni el gobernador de Trujillo, Henry Rangel Silva, ha dado respuestas para restablecer el servicio. Ningún padre que tuvo a sus hijos estos cuatro meses hospitalizados accedió a que se hiciera autopsia a los bebés y otros no lograron recabar el dinero necesario para hacer los estudios para diagnosticar si adquirieron una bacteria.

Se supo que la semana pasada se atendieron solo a cinco neonatos y dos de ellos dieron positivo a la bacteria klebsiella. Ninguno de los dos fue llevado al cuarto piso del hospital en donde se encuentra el área de neonatología, sino que solo pasaron por la sala de parto.

El pasado 5 de abril el Consejo Municipal de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de Valera acudió al centro de salud e inspeccionó la Unidad de Cuidados Intermedios de Neonatología. Pidió clausurar el lugar al menos por 72 horas, desinfectarlo y realizar un cultivo. Lo único que sí se hizo fue clausurar el lugar.

 


Lea también:

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram! ¡CLICK AQUÍ!