Tips para recuperarse de la insolación

Insolación |Foto referencial

Insolación |Foto referencial

Vas a la playa, río, piscina o algún otro lugar donde te expones suficiente al sol y al regresar a tu casa te das cuenta del ardor, enrojecimiento, calor, la incomodidad, marcas de la ropa, fiebre, o resequedad a la que se sometió tu piel, estás en un cuadro de: insolación. En los períodos de vacaciones mayormente suelen registrarse este tipo de casos.

Habrá que recordarse que cada persona es diferente por lo tanto la resistencia a la exposición solar varía. Sin embargo las personas que están acostumbradas a vivir en ambientes fríos y de repente se someten a altas temperaturas son más propensos a la insolación. No obstante los expertos recomiendan utilizar bloqueador solar para este tipo de climas. 

A continuación algunos tips para revitalizar su piel luego de una insolación:

1. Hidratación:

Tomar mucha agua, y beber jugos verdes que te aporten vitaminas. Esto indispensable para rehidratar la piel y todos los tejidos afectados por los rayos UV.

2. Un baño con agua fresca:

 Seguramente sentirás ardor pero también alivio una vez que sientas el agua en tu cuerpo. Esto ayudará a la piel a alcanzar su temperatura natural luego de la fuerte exposición al sol.

3. Humectar:

Cremas frías luego de una insolación ayudarán a refrescar mucho más rápido tu cuerpo y te asentará bien. Evita utilizar aceites pues estos te generarán calor. 

4-. Reposo:

Luego de sufrir una insolación es recomendable que la persona se mantenga en un lugar con sombra, fresco donde pueda descansar hasta recuperar energía. Además de las cremas o mascarillas, puede colocarse compresas frías para que le ayuden a disminuir el ardor. 

MASCARILLAS LUEGO DE UNA INSOLACIÓN:

Mascarilla de maicena y agua de coco: Haz una mezcla con polvo de almidón de maíz o maicena y agua de coco fresca. Aplícala en las zonas afectadas y deja actuar por 15 minutos.

Mascarilla de papa: La papa funciona como un excelente calmante, además tiene un efecto refrescante; lava y pica en rodajas un par de ellas y colócalas en la licuadora. Cuando se forme una especie de pasta ponla sobre las áreas quemadas y espera unos 30 minutos, luego enjuaga con agua fresca.

Mascarilla de sábila o alo vera: El jugo de su pulpa tiene efectos maravillosos para la piel y cuando se trata de quemaduras puede ser un buen remedio casero. Corta la planta a la mitad y aplica su gel sobre la piel afectada, hazlo varias veces al día.

NOTA: Si llegas a tener una fuerte insolación que genera ampollas u otras heridas asiste a un centro médico para que un experto te evalúe. No te automediques en estos casos, recuerda que el cáncer de piel una de las enfermedades más peligrosas y con mayor estadística en Suramérica. 

No exponer a los niños al sol: La dermatóloga Rosalía Ballona recuerda que los niños no pueden ser expuestos al sol durante un tiempo prolongado, porque su piel no está preparada para recibir tanta radiación. Los niños de piel blanca son los más vulnerables a presentar quemaduras solares y llegar a casos de insolación; mientras que los de piel oscura tienen una mayor resistencia debido a la fotoprotección natural de la melanina, un pigmento que atrapa la radiación, reseña Vital.  


LEA TAMBIÉN: