El curioso experimento que busca crear conciencia sobre el acoso sexual que sufren las mujeres en el metro (+Video)

El curioso experimento que busca crear conciencia sobre el acoso sexual que sufren las mujeres en el transporte público | Captura de vidoe

El curioso experimento que busca crear conciencia sobre el acoso sexual que sufren las mujeres en el transporte público | Captura de vidoe

Un original experimento realizado en el metro de Ciudad de México pretende mostrar a los hombres lo que sienten las mujeres cuando son acosadas sexualmente durante sus traslados cotidianos.

De acuerdo con lo reseñado por el portal Excelsior, la campaña #NoEsDeHombres busca crear conciencia sobre el hostigamiento que sufren diariamente cientos de mujeres en el transporte público.

El peculiar asiento, usado durante el experimento, simulaba el torso de un hombre desnudo y un pene artificial, para ejemplificar los llamados “arrimones”, lo que causaba sorpresa e incomodidad entre los usuarios al intentar sentarse.


“Es molesto viajar aquí pero no se compara con la violencia sexual que sufren las mujeres en sus traslados“, reza una placa colocada a los pies del asiento reservado exclusivamente para hombres.


Las reacciones, grabadas con una cámara oculta, muestran el desagrado en la cara de las personas que lo ven y la indignación entre los que sin darse cuenta se llegan a sentar.

La campaña, además, señala que nueve de cada 10 mujeres han sufrido este tipo de violencia sexual en el transporte público.

Según un estudio publicado por BBC Mundo en 2016, la cifra es del 65%. En México, el metro cuenta desde 2008 con vagones específicos para mujeres y desde abril de 2016 los hombres que accedan a los ‘vagones rosas’ se arriesgan a multa de entre 1.500 y 2.100 pesos o a un arresto de entre 25 y 36 horas.

A nivel global y según datos de la ONU, un tercio de las mujeres han sufrido violencia física o sexual en algún momento de su vida y una de cada 10 niñas ha sido violada o ha sufrido abusos sexuales. Además, la ONG Equality Now señaló en un informe la impunidad como uno de los principales problemas para acabar con la lacra en el mundo.

“A menos que los gobiernes reformen sus leyes sobre la violación y los abusos sexuales y las implementen de manera efectiva, no creo que veamos una disminución de los abusos contra las mujeres y las niñas en todo el mundo“, alertó su directora Yasmeen Hassan.

 


Lea también:

 

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram! ¡CLICK AQUÍ!