¡Entérate! Estos son los secretos de las mujeres que nunca engordan

Los secretos de las mujeres que nunca engordan | Foto referencial

Los secretos de las mujeres que nunca engordan | Foto referencial

El sueño de toda mujer es comer comidas deliciosas y nunca engordar, pero para muchas esto es prácticamente imposible. Aún así, se puede conservar el peso ideal sin vivir bajo las torturas de las dietas, prueba de ello son esas chicas que sin importar lo que hagan, siempre permanecen esbeltas y saludables. 

Más que secreto, magia o suerte, esto ocurre gracias a las buenas decisiones a la hora de sentarte a la mesa y sobre todo en la elección de los alimentos. ¡Aquí te contamos sus secretos!

1.- Moderan sus porciones

Se dice que podemos comer de todo, pero nada en exceso y esto es total y completamente cierto. Puedes disfrutar de una deliciosa rebanada de pizza, pero no todos los viernes por la noche y mucho menos si la noche anterior disfrutaste de una hamburguesa doble queso. Se puede comer de todo, pero en porciones pequeñas o sin tanta regularidad.

2.- No acostumbran beber refrescos o bebidas azucaradas

Lo más común es que beban un poco de agua al final de cada comida o que se decidan por bebidas más naturales como limonadas sin azúcar o jugo de verduras. De nuevo, no quiere decir que le tengan pánico a los refrescos, simplemente no las beben con regularidad y eso deja buenos resultados.

3.- Incluyen vegetales en sus platillos

Es casi ley que las personas que luchan contra su peso tienen una disputa a muerte con los vegetales, primer error que lleva al sobrepeso. Las chicas que sin dieta se conservan esbeltas, añaden verduras a sus platillos, por lo que se sienten satisfechas con porciones menores de carne o grasas.

4.- No se obesionan con las calorías

Porque no están en una dieta ni tienen que cumplir con metas semanales, situación que aumenta el estrés y por consecuencia dificulta la pérdida de peso. Simplemente comen porciones adecuadas hasta que se sienten satisfechas.

5.- No se brincan las comidas

Olvídate que anden en ayunas o que pasen un día entero sin probar bocado, esta mala costumbre es de las principales razones por las que aumentamos de peso. Las chicas naturalmente delgadas comen tres veces al día, no descartan los snack saludables y se hidratan correctamente.

6.- Se mantienen activas

Salen a caminar, pasean a sus mascotas, disfrutan caminando por el parque, étc. el sedentarismo es el enemigo número uno de los cuerpos delgados.

7.- Mastican bien sus alimentos

¿No has notado que tu amiga la que nunca engorda, se toma su tiempo para comer? Parece algo sin importancia pero el buen hábito de comer sin prisas es una clave muy importante para conservar un peso saludable. Esto se debe a que masticar bien los alimentos ayuda a tener a una buena digestión y por lo tanto un aprovechamiento máximo de los nutrientes, además de que tu metabolismo funciona a buen ritmo.

Con información de Soy Carmín


Lea también: