Fedecámaras pide al Gobierno no importar alimentos que pueden producirse en Venezuela

Centro de empaquetamiento CLAP | Foto: Archivo

Centro de empaquetamiento CLAP | Foto: Archivo

Fedecámaras aseguró este jueves que los productos importados que el Gobierno vende en los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), pueden producirse por industrias venezolanas, generando un considerable ahorro a la nación.

El presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez señaló que el Gobierno de Nicolás Maduro “insiste” en creer que el problema de la escasez de los alimentos “está en controlar la distribución y no en estimular la producción”.

“En esa maña de controlarlo todo, el Gobierno no solamente perdió el control de la economía sino que está por perder el control del país”, apuntó.

Cabe recordar que en Venezuela opera un control de cambio desde el año 2003 que convierte al Estado en el único actor autorizado para comercializar y gestionar la compraventa de divisas en el país.

Martínez también criticó que desde 2015 el país se encuentra desinformado sobre los índices de inflación y crecimiento pues el Banco Central de Venezuela (BCV) ha dejado de ofrecer este número.

Comentó que “no hay señales” de que el Gobierno esté haciendo un “abordaje estructural sobre la crisis” económica del país y que en el último año solo se han anunciado “más controles, más decisiones que van en la ruta equivocada e insistir en este modelo” que a su juicio “va por el camino errado”.

Los Clap fueron creados hace casi un año por el presidente Maduro tras asegurar que la escasez de alimentos tenía que ver con el desvío de los productos en su línea de distribución.

Estos comités son controlados por militantes del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) y según el coordinador nacional de los Clap, Freddy Bernal, se distribuyen en unos dos millones de hogares con la aspiración de llegar a seis millones de casas.

Los Clap, sin embargo, no han logrado disminuir las largas filas de compradores que esperan conseguir alguno de los alimentos que han desaparecido de los anaqueles del país a precios subsidiados por el Estado como café, azúcar, harinas de maíz y de trigo, aceite o leche. EFE


Lea también:

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram! ¡CLICK AQUÍ!