Presidente de Pequiven fue destituido y detenido por supuestos hechos de corrupción

Pequiven | Foto: Archivo

Pequiven | Foto: Archivo

El presidente de la empresa Petroquímica de Venezuela S.A. (Pequiven), Juancarlo Depablos Contreras, fue destituido este martes debido a las fallas en su producción y el suministro de materia prima, así lo informó el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami.

“Hace pocas hora el presidente Nicolás Maduro hizo un llamado de atención al jefe de una empresa del Estado venezolano; se descubrieron hechos graves de corrupción. Ha sido destituido el presidente de Pequiven, está detenido para que rinda cuenta de los hechos irregulares que ahí se encontraron, detalló El Aissami tras la instalación del Consejo de Ministros en el estado Cojedes.

Agregó que Juancarlo Depablos, quien asumió el cargo en junio de 2015, “está ahora detenido para que rinda cuentas respecto a los hechos irregulares que allí se detectaron”.

La detención se produjo un día después que el presidente Nicolás Maduro pidió a El Aissami citar al funcionario para que respondiese a denuncias sobre fallas en la producción y el suministro de materia prima por parte de la petroquímica al sector productivo del país.

Bastaron unas horas para investigar y descubrir un pozo de irregularidades, hechos graves de corrupción”, acotó el vicepresidente, sin dar otros detalles sobre el caso.

Resaltó que la acción es parte de un combate implacable en contra de la corrupción que es un flagelo que agobia a Venezuela desde hace varias décadas.

“¿Qué hace el presidente de Pequiven? Le he ordenado al vicepresidente que lo cite inmediatamente (…) Si hay que reestructurar las empresas, hagámoslo, cortémosle la cabeza a todas esas juntas directivas (…) Hay que destruir todas las mafias”, manifestó durante una reunión con los sectores productivos del país desde el Palacio de Miraflores.

Ahora la presidencia de la empresa estará a cargo del Mayor General, Rubén Ávila Ávila, por instrucciones del primer mandatario nacional.

Ávila fue uno de los 15.000 soldados que bajo el mando del ahora fallecido presidente Hugo Chávez, participó en la madrugada del 4 de febrero de 1992 en un intento golpista contra el entonces presidente Carlos Andrés Pérez.

Ávila protagonizó una de las escenas más recordadas de aquella fracasada asonada militar. En medio de un intenso tiroteo que estremecía el palacio de gobierno en Caracas, un equipo de reporteros televisivos captó el tanque conducido por el entonces teniente Ávila cuando embestía las rejas y puertas de la sede de la guardia presidencial.


Lea también: