NYP: Corruptos socialistas venezolanos están saqueando el país hasta la muerte

corrupcion

Corruptos socialistas | Imagen referencial

El diario estadounidense New York Post publicó un artículo de Thor Halvorssen, en donde afirma que Venezuela no está dirigida por un gobierno, sino por una “empresa criminal” en la que la sociedad civil es cómplice o víctima.

A continuación puede leer parte del artículo:

Venezuela ya no es un país con un gobierno, instituciones o una sociedad civil. Es un área geográfica aterrorizada por una empresa criminal que pretende gobernar, con una sociedad civil integrada por dos tipos de personas: cómplices o víctimas.

Más de 30 millones corresponden al último tipo de personas.

El saqueo de Hugo Chávez comenzó en 2000. Por “saqueo”, me refiero a los contratos gubernamentales fraudulentos, a la celebración de sobornos, a las nóminas fantasmas en todos los ministerios del gobierno, a los falsos programas de donaciones gubernamentales, al saqueo de las reservas de oro de Venezuela y a una masiva estafa cambiaria.

Más de un trillón de dólares han desaparecido, algunos de ellos desperdiciados en programas sociales que no produjeron nada, y una cantidad asombrosa ha terminado en cuentas bancarias en Andorra, Panamá, Nueva York, Hong Kong y Suiza.

Y el saqueo ha transformado a Venezuela en un paisaje distópico. Hay escasez de todo alimento imaginable y necesidad básica; enfermedades que alguna vez se consideraban erradicadas están de vuelta; y una ola de crímenes violentos ha llevado a Caracas a sostener la mayor tasa de homicidios en el mundo.

Muchos padres están poniendo a sus hijos en adopción porque no tienen nada para alimentarlos; los ancianos están muriendo de hambre; los pacientes con enfermedades tratables están muriendo en hospitales que carecen de medicinas básicas como la insulina y el oxígeno, donde los equipos son robados y las salas de emergencia no tienen electricidad. Incluso las morgues no pueden manejar el número de cuerpos no reclamados y han llegado a pudrirse en los pasillos.

En una ciudad, justo antes de Navidad, más del 80% de los supermercados, bodegas y tiendas fueron saqueados. El saqueo se extendió a hogares privados. Mientras tanto, el gobierno hace poco para detener el desorden. Cuanto más caos hay, menos el presidente Nicolas Maduro necesita preocuparse por las protestas o marchas antigubernamentales.

Mientras tanto, aquellos en el poder pueden enfocarse en lo que hacen mejor: saquear la riqueza del país, y manufacturar y traficar narcóticos ilegales. De hecho, Maduro acaba de subir su nivel al designar a Tareck El-Aissami, un jefe de las drogas, como vicepresidente.

¿Cómo se llegó a esto? las preocupaciones de Venezuela comienzan y terminan con una total ruptura en la ley. Desde la presidencia hasta los más bajos sirvientes civiles. Ser corrupto pasó de escandaloso a ser un estilo de vida.

Para leer el artículo completo en inglés, haga click aquí.


Lea también: