Rubén Ávila, de las escalinatas del Palacio de Miraflores a la presidencia de Pequiven

Nuevo presidente de Pequiven, MG Rubén Ávila Ávila

Nuevo presidente de Pequiven, MG Rubén Ávila Ávila

Este martes el Mayor General Rubén Ávila Ávila fue designado presidente de la empresa Petroquímica de Venezuela S. A. (Pequiven) por orden del presidente Nicolás Maduro.

Ávila sustituirá en el cargo a Juancarlo Depablos Contreras, quien fue destituido y detenido por presuntos actos de corrupción, según informó el nuevo vicepresidente Tareck El Aissami tras el acto de instalación del Consejo de Ministros en el estado Cojedes.

El ahora presidente de Pequiven, con tendencia hacia la izquierda política, fue militante de la Juventud Comunista. Ya como lugarteniente de la Academia Militar, en la década de los ochenta, comenzó a tener acercamientos hacia la línea de su compañero Hugo Chávez, quien lo invitó a reuniones privadas en las cuales discutían la situación que vivía el país, según contó el propio Ávila en una entrevista para el Correo Del Orinoco, en 2012.

Convencido del resultado de aquellos encuentros, el interés de Ávila por el “movimiento revolucionario” de Chávez lo llevó a aventurarse en la intentona golpista de la madrugada del 4 de febrero del 1992 contra el entonces presidente Carlos Andrés Pérez.

Ávila fue quien en medio del intenso tiroteo que estremecía el palacio de gobierno en Caracas, condujo la tanqueta que embistió contra la sede de la guardia presidencial, una de las escenas más recordadas de aquella fracasada asonada militar.

Incursión de Ávila Ávila en el Palacio de Miraflores durante la intentona golpista del 4 de Febrero de 1992 / Cortesía Prensa Digital.

Incursión de Ávila Ávila en el Palacio de Miraflores durante la intentona golpista del 4 de Febrero de 1992 / Cortesía Prensa Digital.

Aquella imagen del vehículo castrense irrumpiendo en el Palacio de Miraflores quedó registrada en la memoria colectiva de quienes vieron por televisión los acontecimientos.

Según relató, la acción de atravesar el vehículo militar en las puertas del Palacio Presidencial tenía un único objetivo: disuadir a los funcionarios de seguridad que resguardaban al presidente Pérez.

Portada de un periódico durante los hechos del 4 de febrero de 1992 / Cortesía Prensa Digital

Portada de un periódico durante los hechos del 4 de febrero de 1992 / Cortesía Prensa Digital

Lo que Ávila califica como una “derrota militar” le terminó abriendo las puertas para ejercer diversos cargos públicos durante el Gobierno del presidente Chávez, la mayoría orientados al área de energía y petróleo.

Hasta la fecha fue presidente de la Zona Franca Industrial de Paraguaná, en el estado Falcón. Además, fue candidato a diputado de la Asamblea Nacional en los comicios parlamentarios del 6 de diciembre de 2015, también por el estado Falcón.


Lea también: