Michael Schumacher cumple tres años de lucha y de silencio

0204-michael-schumacher-getty-4

Expiloto alemán, Michael Schumacher | Foto: Cortesía

La vida del expiloto alemán Michael Schumacher quedó envuelta en la más férrea discreción tras el grave accidente de esquí que sufrió hace tres años en los Alpes, en medio de conjeturas sobre el estado de salud del heptacampeón de Fórmula Uno.

El ídolo, que el próximo 3 de enero cumplirá 48 años, sigue muy presente en la vida pública alemana, sea a través de su cuenta en Twitter o como referencia inevitable cuando un “sucesor natural” -Sebastian Vettel, primero, o Nico Rosberg, ahora- logra un título mundial.

La cuenta en esa red social, como su equivalente en Facebook o Instagram, las administra su mánager, Sabine Kehm, quien tras el accidente de los Alpes franceses, el 29 de diciembre de 2013, fue el hilo transmisor de las informaciones autorizadas sobre su estado.

Tres años después, Kehm sigue siendo el filtro que preserva a la familia del acoso mediático, que, pese a haber cedido con el paso del tiempo, reaparece cuando en alguna parte del mundo surge una noticia sobre la supuesta mejoría o deterioro en el estado de Schumacher.

Este 17 de diciembre Kehm tuvo que insistir en que el estado de salud del expiloto fue y seguirá siendo un asunto estrictamente familiar y en que no habrá en el futuro ningún tipo de información sobre esa “situación privada”.

“Somos conscientes de que, para algunos, es difícil de entender, pero actuamos así de completo acuerdo con la opinión al respecto de Michael y agradecemos su comprensión”, dijo la mánager en un comunicado.

Su caso

Schumacher despertó del coma en junio de 2014 y fue trasladado a una clínica de rehabilitación en Lausana (Suiza) y de ahí al chalet familiar de Gland, en el cantón de Vauz, acondicionado por Corina Schumacher para brindarle la atención que precisa.

Al hombre que más títulos mundiales ha ganado en la historia de la Fórmula Uno -siete frente a los cinco del argentino Juan Manuel Fangio- y que más grandes premios tiene en su palmarés -91, frente a los 53 del inglés Lewis Hamilton- se le supone al cuidado de los mejores especialistas y equipos de fisioterapeutas.

Su estado, tres años después del accidente y a semanas de cumplir los 48 años, sigue siendo un misterio celosamente guardado por ese entorno que no rehuye las cámaras cuando se trata de acompañar a Mick a un circuito o de asistir a un homenaje a Michael, pero que se cierra cuando siente vulnerada su privacidad. EFE.


Lea también: