Precio del petróleo se dispara ante la perspectiva de un acuerdo en la OPEP

Reunión de la OPEP en Viena | Foto: @PDVSA

Reunión de la OPEP para llegar a acuerdo que estimule precios del petróleo | Foto: @PDVSA

Los precios del petróleo se dispararon este miércoles 30 de noviembre ante la perspectiva de que los países de la OPEP reunidos en Viena logren un acuerdo para limitar la producción y estimular los precios.

“No sabemos si habrá acuerdo. Lo descubriremos durante la reunión”, dijo el ministro saudí de Energía, Jalid al Falih. Pero añadió que “hay un estado de ánimo optimista y positivo” antes del inicio de la reunión de los 14 miembros de la OPEP.

Tras las primeras informaciones procedentes de Viena, el precio del barril de Brent ganaba más de tres dólares, hasta 49,44 dólares, mientras el WTI subía un poco más de dos, hasta 47,40 dólares, señal de la gran volatilidad que vive el crudo en los últimos días.

También Venezuela habló de “señales muy positivas”, según el ministro del Petróleo, Eulogio del Pino. “Esto no sólo es para los países productores, sino también para la economía mundial“, aseguró.

En la misma línea el canciller de Ecuador, Guillaume Long, dijo que existe consenso y advirtió que “si no hacemos algo ahora, en dos o tres años habría una desinversión tal en infraestructuras petroleras que tendríamos otra vez los picos que tuvimos hace algunos años”.

La OPEP intenta por todos los medios llegar a un acuerdo para hacer frente a la caída del crudo, ahora en menos de 50 dólares el barril cuando hace dos años todavía llegaba a los 100.

En las últimas horas, Arabia Saudí ha intentado limar diferencias con Irán e Irak, los miembros del cártel más reticentes a reducir o congelar su producción, y el ministro Falih aseguró que la repartición de los recortes entre países se haría “de manera equitativa”.

En septiembre, los 14 miembros de la OPEP llegaron a un preacuerdo en Argel para limitar la producción hasta un nivel situado entre 32,5 y 33 millones de barriles diarios (mbd).

También acordaron buscar un entendimiento con otros grandes productores no miembros, entre ellos Rusia.

Pero Riad exige que cualquier decisión para reducir la producción incluya a Irán e Irak.

Tanto Teherán como Bagdad son reacios a recortar, en el primer caso porque el país quiere recuperar su nivel de producción tras años de sanciones internacionales y en el segundo porque necesita los recursos petroleros para su lucha contra los yihadistas.

“Irán está jugando bien sus cartas (…) Saben perfectamente que Arabia Saudí necesita desesperadamente precios más altos a pesar de que disimulen“, afirma Fawad Razaqzada, un analista de Forex.com.

En caso de fracaso, los observadores más pesimistas vaticinan un barril a 40 o incluso a 30 dólares.

Además sería un golpe duro para la OPEP, que produce un tercio del crudo mundial pero que ha ido perdiendo influencia en los últimos años en el mercado mundial del petróleo.

La otra pieza del puzzle es Rusia, cuya participación, como la de otros países fuera de la OPEP, en el esfuerzo de reducción de la producción es vital para lograr el objetivo de estimular precios.

Pero por el momento Moscú prefiere esperar a ver qué pasa en Viena. “No hay ninguna necesidad de participar en la reunión del miércoles, la OPEP tiene que celebrar primero su reunión”, dijo el ministro ruso de Energía, Alexander Novak. AFP


Lea también:

José Guerra explicó cómo afecta la subida del dólar paralelo al venezolano
BCV ordena impresión de billetes de 500 bolívares con posible circulación en diciembre