Piénsatelo muy bien si estás pensando emigrar a estos países desde Venezuela

He aquí una lista de los peores países para emigrar desde Venezuela, tomando en cuenta la xenofobia, calidad de vida en declive, sistema de inmigración, entre otros.

Los jóvenes piensan más en salir del país | Imagen referencial

Cada vez son más los venezolanos que piensan en emigrar | Imagen referencial

La grave crisis que atraviesa Venezuela ha llevado a muchos a salir del país en busca de una mejor vida. Sin embargo, no todos los países son buenos para emigrar. 

Tomando en consideración la xenofobia, calidad de vida en declive, el sistema de inmigración, la demanda laboral, servicios públicos y otros factores, el portal Emigrando Ando ha elaborado una lista de los peores países para emigrar desde Venezuela.

#1 España

En la actualidad, España no se encuentra en uno de sus mejores momentos. Desde el 2008 está atravesando una crisis económica que se ha ido agravando: una alta tasa de desempleo, endeudamiento, caída del PIB, entre otros factores.

Además, desde hace 7 años el territorio español ha implementado un sistema de inmigración estricto debido a la gran cantidad de ilegales en el país.

Para obtener la residencia se deben cumplir unas leyes, requisitos y ciertas políticas que no aseguran una residencia legal.

#2 Colombia

Un venezolano al establecerse en el territorio colombiano puede verse afectado debido al alto costo de vida, por lo menos en la ciudad de Bogotá.

A esto último se le suma la alta competitividad laboral existente en el mercado colombiano. Si bien es cierto que algunos suelen encontrar trabajo de forma sencilla a otros se le dificulta, dependiendo de la demanda en el campo en el cual te especializas.

Finalmente, los problemas de inseguridad y corrupción en el territorio colombiano no son muy distintos a los del territorio venezolano.

#3 Argentina

Argentina es uno de los países con más inflación luego de Venezuela, con una taza que sobrepasa el 25%.

Quedó al tope del ranking de robos por habitantes que realizó la Organización de las Naciones Unidas (ONU). De acuerdo con un estudio el país registra una tasa de 973,3 asaltos cada 100.000 habitantes.

Por otro lado, los servicios públicos en la Argentina estaban en decadencia, el índice de pobreza aumenta con tiempo, por suerte Mauricio Macri está renovando muchas medidas y mejorando los diferentes servicios.

Cabe resaltar que la xenofobia en Argentina es un tema preocupante. Gran parte de los argentinos resultan ser muy discriminantes y muy ofensivos con el extranjero.

#4 Panamá

Hay un gran número de venezolanos que están emigrando a Panamá, llegando al punto de ser invasivos. Por ello, cierto número de panameños están utilizando la xenofobia como medida de reacción.

Además, debes tener un alto nivel adquisitivo para poder vivir cómodamente en el territorio panameño. Un ejemplo está en la gasolina que resulta ser costosa. A un venezolano acostumbrado a comprar la gasolina “a precio de gallina flaca” le afectará el bolsillo.

Finalmente, al realizar los trámites para tu posible nacionalización como panameño, pierdes la nacionalidad original, debido a que no se considera la posibilidad de poseer doble nacionalidad. 

#5 Estados Unidos

Estados Unidos es otro país que seguramente piensas es la mejor opción del venezolano para emigrar. Sin embargo, existe una excesiva población de extranjeros que residen de manera ilegal, lo que ha generado que las leyes migratorias sean cada vez más exigentes.

Asimismo, se estima que el país ha entrado en una fuerte recesión económica, generando una creciente tasa de desempleos. Por ello, es recomendable irse con un trabajo seguro que te permita costear los gastos.

Otro motivo que coloca a Estados Unidos en esta lista es el alto costo de los impuestos, obligatorio para residentes. Incumplir con ellos, cabe destacar, puede ser motivo de serias penalizaciones e incluso de deportación del inmigrante extranjero.

Lea también: Emigrar es una opción, pero no es la única alternativa

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram! ¡CLICK AQUÍ!