Venezuela no cuenta con el dinero para pagar la impresión de la moneda

Billetes de circulación nacional | Imagen de Referencia

Billetes de circulación nacional | Imagen de Referencia

Según publicó la agencia de noticias Bloomberg, Venezuela no podría contar con suficiente dinero para pagar la impresión de su propia moneda.

El artículo está basado en entrevistas con ejecutivos de una docena de la industria, diplomáticos y ex funcionarios, así como los documentos internos de la empresa y de los bancos centrales. Todas las compañías declinaron hacer comentario oficial; mientras que el Banco Central de Venezuela (BCV) no respondió a las numerosas solicitudes de entrevistas y comentarios.

En esta publicación se precisa que esto demuestra que Venezuela “está luchando” para imprimir nuevos billetes lo más rápido posible para mantenerse al día “con el intenso ritmo de aumento de los precios”, dada la alta inflación que se registra en el país la cual se estima que cerrará el año en 720%..

Manifiesta que “la mayor parte del dinero en efectivo, como casi todo los demás países exportadores de petróleo, es importado. Y resulta que ahora Venezuela está tan quebrado que no tiene con qué pagar su dinero”.

El diputado a la Asamblea Nacional (AN) por la Unidad, José Guerra, comentó que “no tiene precedentes que un país con tanta inflación se quede sin billetes“.

El mes pasado De La Rue, la imprenta británica de dinero más grande del mundo, le mandó una carta al BCV quejándose de la deuda que tenía la entidad venezolana por 71 millones de dólares y advirtiéndole que en caso de no pagarle, le informaría a sus accionistas.

Ante esto, Bloomberg reseñó en su texto que “de acuerdo con los documentos del Banco Central y con personas familiarizadas con el tema, después de las elecciones de 2015 se habría solicitado más de 2.600 millones de billetes a varias compañías. Entre estas se encuentra la británica De La Rue, la francesa Oberthur Fiduciaire y la imprenta alemana Giesecke & Devrient. Pero antes de ser entregado el pedido, el banco se acercó a los proveedores y pidió más”.

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO EN INGLÉS, PULSE AQUÍ.