¡CON TODO! Pianista venezolana le echa en cara a Barrientos, que no quiere flores, quiere la liberación de los presos políticos

Crédito: Maduradas

Gabriela Montero, pianista venezolana responde a Barrientos/Crédito: Maduradas

Gabriela Montero, pianista venezolana, reiteradas veces se ha mantenido segura y contundente a la hora de mantener su postura política  de oposición, además lucha porque se respeten los Derechos Humanos en su país natal: Venezuela. Para la pianistas el Gobierno nacional bolivariano incurre gravemente en la represión contra los que piensan diferentes.

No es la primera vez que la pianista no teme criticar a adeptos del Gobierno, como fue el caso del dibujo que publicó en sus redes sociales. En el dibujo critica el silencio y la posición política de Gustavo Dudamel. Montero aboga porque en Venezuela realmente se practique la democracia y no simplemente se enuncie.

Antes de comenzar su recital que ofrecería en Canadá, la pianista venezolana encontró en su camerino un ramo de flores y una carta personal de Wilmer Barrientos, embajador de Venezuela en Canadá. Sin embargo, la respuesta de Montero hacia Barrientos está muy lejos de ser un agradecimiento por las flores.

A continuación la respuesta de Gabriela Montero

Anoche, recibí flores y una carta en mi camerino del Embajador de Venezuela en Canadá, horas antes de tocar. Me enteré que los siete empleados de la embajada quienes trajeron el “obsequio” y asistieron a mi concierto pidieron hablar conmigo. Afortunadamente, yo aún no había llegado a la sala.

Anoche publiqué en mi muro la foto de las flores y la carta, y las palabras que pronuncié desde el escenario.

Este es el texto de la carta que le acabo de mandar al embajador en Ottawa

Sr. Wilmer Omar Barrientos,

Ya debe estar al tanto de que anoche recibí sus flores y su carta.

Su obsequio en nombre del gobierno Venezolano y la presencia del personal de la Embajada de Venezuela durante mi concierto en Ottawa, me inspiraron a recordarle al público Canadiense- con una improvisación sobre “Oh Canada”- lo afortunados que ellos son de vivir en una democracia donde los derechos humanos y el imperio de la ley son sagradas.

Hasta que esos mismos derechos no sean restaurados en nuestro país, le agradecería mucho si en futuras ocasiones en vez de mandarme flores, la Embajada de Venezuela haga una donación a los luchadores incansables del Foro Penal Venezolano y todas las organizaciones que están activas para asistir en la invaluable y valiente labor que desempeñan en procurar la liberación de nuestros presos políticos y nuestros estudiantes torturados. Todos quienes han sido arbitrariamente encarcelados por su gobierno.
Atiendo su gesto con respeto venezolano y me atrevo a solicitarle que convirtamos los gestos en acciones efectivas de reconciliación nacional.

Apoye la iniciativa de la Ley De amnistía y reinvindiquemos como venezolanos la justicia y la verdad.

Gabriela Montero