El TSJ aprueba que el magistrado Christian Tyrone Zerpa participe en el caso del 6D

Magistrados del Tribunal Supremo

Magistrados del Tribunal Supremo

Por orden del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) el magistrado Christian Tyrone Zerpa podrá continuar conociendo y participando en la resolución del caso del 6D, donde el partido oficialista impugnó ante el poder Judicial hechos irregulares que ocurrieron en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre. Según que el magistrado  haya sido militante del Movimiento Quinta República (MVR) en el estado Trujillo desde el año 2000 y luego diputado a la Asamblea Nacional por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) hasta finales de 2015, no pone en duda su criterio de imparcialidad en el caso.

Así fue decidido por la Sala Electoral, en su auto número AP-001, además se rechaza la denuncia que hizo el el secretario general del partido Mesa de la Unidad Democrática (MUD), José Luis Cartaya, quien expuso el 28 de diciembre una denuncia en contra del magistrado Zerpa. Cartaya dijo: “es público y notorio” que fue “electo y ejerció como diputado a la Asamblea Nacional, cargo que ejerció hasta el 23 de diciembre de 2015, por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), por lo que siendo el recurso contencioso electoral que se substancia en este expediente ejercido por un militante y compañero de partido del magistrado recusado, es evidente el interés directo en las resultas del mismo”.

La misma presidenta del TSJ, Indira Alfonzo, rechazó las denuncias del secretario general de la MUD, y dijo asumiendo que no habían argumentos válidos contra el magistrado en cuestión:

“El recusante de forma genérica denuncia un supuesto interés por parte del magistrado en la resolución del asunto, sin embargo, no señala de manera específica la conducta o actuación que evidencie el interés de éste o detalla en qué forma le afectaría la resolución del caso, de manera que pudiera conllevar a la conclusión que se encuentre comprometida su capacidad subjetiva. Tampoco aporta elemento probatorio alguno que pueda servir a esta juzgadora para verificar la presunta incursión o no del magistrado recusado en alguno de los supuestos de hechos contenidos en norma invocada, lo que imposibilita el conocimiento del fondo de la recusación plantada”.

Asimismo Alfonzo apoyó los argumentos del magistrado Zerpa y lo validó. Exactamente esta fue la respuesta del magistrado: Niego que me encuentre incurso en la causal invocada por el recusante, por cuanto en fecha 23 de octubre de 2015 presenté juramento de no poseer ni ejercer ninguna actividad que pueda significar militancia política partidista y manifesté mi voluntad de renunciar a cualquier organización política o grupo de electores, documento que fue autenticado ante la Notaría Pública Vigésima de Caracas del Municipio Libertador”.