Taylor Swift fue la protagonista de la noche… pero, también tuvo un mal rato en los Grammys

FOTO: POP SUGAR

FOTO: POP SUGAR

Tras la presentación de Taylor Swift de su tema Out of the Woods con la que abrió la gala de los Grammys en el Staples Center de Los Ángeles, este lunes, las cámaras captaron como la cantante se secó las lágrimas de frustración y se quejó con su amiga Selena Gómez, con quien estuvo inseparable en toda la gala, de que había “desafinado una nota” y en voz alta dijo que “necesitaba una bebida” mientras hacía un gesto de llevarse un vaso a los labios.

Por su parte, Selena hizo su trabajo de buena amiga y le dijo palabras de consuelo al oído y le dió un abrazo, pero rápidamente recuperó la sonrisa para subir al escenario en búsqueda de su premio a Mejor Álbum del Año, 1989, además agarró fuerza para lanzarle una indirecta a Kanye West en su discurso debido a la canción Famous que publicó el rapero la semana pasada, en la cual habla de tener relaciones sexuales con ella y asegura que él la hizo famosa.

El discurso de la galardonada fue el siguiente: “Como la primera mujer en ganar el premio a Mejor Álbum del Año en dos ocasiones, quiero decirles a todas las jóvenes ahí fuera que hay gente que, a lo largo del camino, intentará menoscabar tu éxito y atribuirse el mérito de tus logros o de tu fama. Pero si se concentran en el trabajo y no permiten que esas personas los desvíen de sus caminos, algún día, cuando alcancen sus objetivos, mirarán a su alrededor y se darán cuenta de que fueron ustedes y la gente a la que quieren los que los ayudaron a llegar hasta ahí. Y esa será la mejor sensación del mundo. Gracias por este momento”.

 

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram! ¡CLICK AQUÍ!