Trabajadores de Cantv y Movilnet se encuentran en desobediencia tributaria

cantv-movilnet-615x340

Evencio Chacón dice que los trabajadores de Cantv y Movilnet rechazan el precio de la Unidad Tributaria

Los trabajadores de Cantv y Movilnet se declararon en desobediencia tributaria. Afirmaron que no es justo que tengan que cancelar entre 20 mil y 30 mil bolívares al Seniat, ya que esto atenta directamente en contra de “sus bolsillos” y de sus derechos laborales, informa el portal web La Verdad.

El secretario ejecutivo de la Federación Nacional de Trabajadores de Telecomunicaciones de Venezuela (Fetratel), Evencio Chacón informó que, el pago de la unidad tributaria le concierne a personas jurídica, a gerentes o personas con un cargo alto no le compete al resto de los trabajadores. “En tal caso, no nos negaríamos a pagar, pero solamente lo justo”, el secretario afirma, junto a sus compañeros, que los respalda el artículo 107 de la Ley Orgánica del Trabajo, donde se establece que: cuando el patrono o el personal estén obligados a cancelar una contribución, tasa o impuesto, ésta se calculará considerando el salario normal.

Chacón mencionó en una visita a La Verdad que: “lo que gana un trabajador no da para este pago”. Afirmó que tenían suficiente con la inflación,  la especulación y el pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA). Criticó que el Gobierno pretenda solventar la crisis “apelando al bolsillo de la masa laboral”. Ninguno de los asalariados está de acuerdo con la medida imprevista y aseguran que ellos no cancelarán el impuesto.

 “No vamos a cancelar los impuesto. Nos declaramos en desobediencia tributaria”. Expresó Chacón.

Por otro lado, Ricardo Montero, secretario general de Fetratel, dejó muy en claro que no tienen la intención de subsidiar al Gobierno, no se van a doblegar ante esa medida. Según Montero la información ya la pasaron a los directivos de Cantv y Movilnet pero éstos no han dado respuesta a sus quejas. También revelo que el 02 de febrero a través de una carta exigieron un aumento de sueldo de 200%, un incremento de cesta ticket a 24 mil bolívares. Además de una nueva convención colectiva. Montero ratifica el rechazo al impuesto.