Sensaciones tan placenteras como el orgasmo

Estas acciones confirman que no solo con el sexo logras el máximo placer de llegar a un orgasmo.

Estas acciones confirman que no solo con el sexo logras el máximo placer de llegar a un orgasmo.

Un orgasmo no es solo sexual, hay mucho detrás. A pesar que lo asociemos con el placer o incluso el amor, existen situaciones que confirman que no solo en la cama logras el máximo placer, reseña eme de mujer.

¿Lista para alcanzar el orgasmo sin el sexo? Estas actividades podrían llevarte por buen camino hacia esa placentera sensación.

– La meditación

Un artículo de la revista Scientific reveló que la meditación y los orgasmos tienen mucho en común, pues ambos tienen el mismo efecto en el cerebro. Esto debido a que la sangre corre a la corteza prefrontal derecha logrando que alterar nuestras percepciones corporales y reduciendo el sentido del dolor.

– El parto

Uno de los menos comunes.El documental “El nacimiento orgásmico”: El secreto mejor guardado”, puso está idea en el tapete. “Cuando un bebé está bajando el canal del parto, es la estimulación de los mismos puntos exactos que serían estimuladas para un orgasmo”, explicó el Dr. Christiane Northrup, una gineco-obstetra certificada a ABC News.

– Cerebro y no manos

Las mujeres no necesariamente necesitamos tener pensamientos eróticos o masturbarnos para llegar al orgasmo. Investigaciones aseguran que el solo aumento del flujo sanguíneo a los músculos de la vagina y la pelvis durante un sueño REM pueden desencadenarlo.

– El ejercicio

La misma investigación afirma que muchas mujeres han llegado al orgasmo gracias a ejercicios como abdominales y planchas. ¿La causa? El aumento del flujo de sangre a la vagina sumado al uso de profundos musculos de la pelvis.

– Estornudar

Aunque no lo creas estornudar tiene características similares a un orgasmo. Esto debido a que liberamos endorfinas, y tanto la nariz como los genitales, contienen tejido eréctil, explica Vive la Ciencia.

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram! ¡CLICK AQUÍ!