Dieta según la trofología

Hasta el momento no tiene fundamentos científicos, pero son muchos los médicos que concuerdan en que no representa mayor riesgo para la salud.

Hasta el momento no tiene fundamentos científicos, pero son muchos los médicos que concuerdan en que no representa mayor riesgo para la salud.

La trofología es la pseudociencia que estudia la nutrición: los géneros de alimentos, en qué orden comerlos en las distintas ingestiones diarias, cómo mezclarlos y cuáles se pueden utilizar como medicina preventiva, reseña eme de mujer.

Los estudios de la trofología engloban una serie de recomendaciones alimentarias y nutricionales que se basan en la combinación y acidez de los alimentos. Te explicamos: en la digestión, el estómago segrega distintos ácidos o jugos digestivos según el tipo de alimento que ingieres.

Por ejemplo, los alimentos proteicos necesitan enzimas y jugos gástricos distintos de los cereales. Si los tomamos juntos se produce una mezcla de jugos con funciones distintas. La digestión no será lo suficiente eficaz y eso derivará en una mala absorción de nutrientes

Los alimentos, según la trofología, podemos clasificarlos de esta forma:

Proteínas: hongos y levaduras, quínoa, soja, legumbres (lentejas, garbanzos, arvejas), carnes, frutos secos (nuez, almendra, avellana).

Féculas: harinas (pastas, galletas, tartas); cereales integrales o refinados (trigo, avena, cebada, arroz, maíz), raíces (papa, batata), maní, pistacho.

Ácidos: naranja, piña, kiwi, parchita, limón, vinagre, tomate.

Grasas: aceites vegetales, aceitunas, coco, chía, sésamo, girasol.

Dulces: uva, pera, durazno, mango, cereza, higo, níspero, pasas, ciruelas, zanahoria y remolacha, miel de abeja.

Verduras: hojas verdes y hortalizas no feculentas (no contienen almidón).

Las malas combinaciones que pueden dar pie a una mala digestión son: proteína con fécula, proteína con proteína, proteína con ácido, proteína con grasa, proteína con dulces y féculas con féculas.

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram! ¡CLICK AQUÍ!